El gobierno de Estados Unidos olvida su responsabilidad con la pandemia

El 29 de mayo Trump anunció que EEUU rompe las relaciones con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que los fondos que Washington antes destinaba a ese organismo internacional serán dirigidos a «otras necesidades de salud pública globales y urgentes que se lo merecen».

Trump justificó esta decisión por la falta de reformas en la OMS y la acusó de estar controlada por China, a la que Washington imputa haber permitido la propagación global del coronavirus.

Según afirma Sputnik, la misión diplomática de China ante la ONU pidió a todos los Estados miembros del organismo, en particular a Estados Unidos, que “cumplan plenamente sus obligaciones financieras”.

Hasta ahora, la parte estadounidense no ha presentado ningún comentario que aclare la declaración de su presidente. Según la información disponible, la Secretaría de la OMS en Ginebra no ha recibido ninguna noticia adicional desde Washington.

De acuerdo con un informe de la Secretaría de ONU,  hasta 14 de mayo, las contribuciones adeudadas para el presupuesto regular de dicha organización, y el presupuesto para las misiones de paz representan mil 630 millones y dos mil 140 millones de dólares respectivamente.

La nota considera al Gobierno estadounidense como “el principal deudor» de las Naciones Unidas, con 1165 millones de dólares pendientes para el presupuesto de funcionamiento y otros 1332 millones de dólares para financiar los operativos de paz, incluidas las contribuciones impagadas durante varios años anteriores».

Washington debería pagar el 27,89 por ciento del presupuesto de las operaciones de paz de la ONU, pero, debido a la decisión del Gobierno de Donald Trump en 2017, el país solo aporta el 25 por ciento, acumulando cada año una deuda equivalente a cerca de 200 millones de dólares.

La misión diplomática estadounidense ante el organismo, sin embargo, rehusó responder a la solicitud china a EE.UU. para que pagara sus deudas, considerando, que Beiging estaba tratando de “desviar la atención de su mala gestión de la crisis del nuevo coronavirus”.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha advertido que el organismo se enfrenta una grave crisis de liquidez por los impagos de las cuotas de los Estados miembros, agravada por la pandemia del coronavirus, causante de la enfermedad de la Covid-19.

La ministra  de Asuntos Exteriores Rusia, María Zajárovaha dicho que su país espera que Washington actúe con sentido común en su actitud hacia la OMS.

Según varios expertos, con esta medida, el mandatario norteamericano trataba de echar la culpa de esta crisis mundial a la OMS y a China para eximirse de toda responsabilidad por la situación que vive EE.UU.

La medida de Trump contra la OMS ha suscitado la preocupación y el rechazo de muchos países y organizaciones, por ejemplo: la Unión Europea (UE), China, Alemania, Rusia e Irán.

La insensatez del gobierno de Estados Unidos que pretende, primerio, no cumplir sus obligaciones con la ONU, que maneja la pandemia poniendo la economía por delante de la salud, deja un saldo que perjudica a los demás países del planeta, sobre todo a los más pobres, y a los sectores más vulnerables de la sociedad.

ST/RL/ Imagen de portada: Adán Iglesias Toledo para Resumen Latinoamericano.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: