El prestigio de médicos cubanos crece ante la Covid-19

El impacto de la Covid-19 provoca una crisis que rebasa con creces el ámbito sanitario, y podrá evaluarse en el futuro por la cantidad de personas infectadas, por las cifras de muertes, por el daño a la economía mundial, a la producción, el comercio, el empleo y los ingresos personales de millones de personas.  

Se ha demostrado en estos meses de pandemia que lo primero es centrarse en las medidas sanitarias, coordinar la producción y distribución de equipamiento médicos, medios de protección y medicinas, con un sentido de justicia.Aquellos países con mayor disponibilidad de recursos deben compartir con los más afectados y con los que llegan a la pandemia menos preparados.  Pero no en todos los países se ha actuado así.

Cuba, por ejemplo, trabaja desde ese  enfoque. Aporta la contribución de un país pequeño, con escasos recursos naturales, y sometido a un largo y brutal bloqueo económico. Haber acumulado durante décadas experiencia en el desarrollo de la cooperación internacional en materia de salud, le ha permitido sembrar un prestigio incuestionable reconocido por la Organización Mundial de la Salud.

Hasta la fecha existen 34 brigadas médicas del Contingente Henry Reeve en 27 países, para atender a más de 70 mil pacientes en medio del azote de la Covid-19. En cada lugar donde han estado,está la huella de eficaces profesionales y excelentes seres humanos.

El virus no discrimina entre ricos y pobres, pero sus efectos se multiplican allí donde están los más vulnerables, los de menos ingresos, en el mundo pobre y subdesarrollado, en los sectores de pobreza de las grandes urbes industrializadas. Ahí es donde van los médicos de Cuba.

La petición lanzada desde Francia para promover la entrega del premio Nobel de la Paz a las brigadas médicas cubanas Henry Reeve, cuenta ya con 164 organizaciones de 22 países, cifra que aumenta cada día.

La encargada política de la Asociación solidaria Cuba Linda, Rose-Marie Lou, ha declarado que la iniciativa se ha convertido en apenas seis semanas en una campaña internacional, con llamados similares en Estados Unidos, Argentina, Grecia y otras partes del mundo.

Los pueblos reconocen la solidaridad internacionalista de Cuba. Tan grande es la obra humanista de las brigadas médicas cubanas en todos los rincones del planeta, que este galardón tan emblemático estaría justificado y devolvería todo su sentido al premio Nobel de la Paz”, esclareció la activista.

La solicitud del Nobel de la Paz para el Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias “Henry Reeve” reconoce la labor de estas brigadas en los últimos 15 años y su actual aporte en la batalla contra la Covid-19.

La convocatoria a esta solicitud afirma que la labor de estos médicos ya no puede ser ocultada por los grandes medios de comunicación, porque “pese al infame bloqueo impuesto por Estados Unidos, que dura más de 50 años, Cuba solidaria envía su ejército de batas blancas por todo el planeta para enfrentar la pandemia”.

Los promotores calificaron de hermosa y justa la campaña, ante el internacionalismo desplegado por la isla y sus profesionales de la salud en los más diversos escenarios de dolor y sufrimiento humanos.

ST/ RL/ Foto de portada: Yaimi Ravelo/ Resumen Latinoamericano Cuba. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: