El Vaticano y las Naciones Unidas llaman la atención sobre violencia en Estados Unidos

El papa Francisco mostró este miércoles gran preocupación por los “inquietantes disturbios sociales” en Estados Unidos,y se unió en oración a la iglesia católica de ese país por el reposo del alma de George Floyd y de otras personas víctimas del pecado del racismo.

Durante la Audiencia General semanal, el Sumo Pontífice dijo que no se pueden tolerar o ignorar el racismo y la exclusión en cualquiera de sus formas, y al mismo tiempo pretender defender la sacralidad de la vida humana, señala Prensa Latina.

La violencia de noches recientes es autodestructiva, significó el Papa y enfatizó en que “no se gana nada y se pierde mucho con la violencia”.

De la misma manera, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, instó hoy a Estados Unidos a escuchar y actuar ante las quejas de la ciudadanía que ha tomado las calles para protestar por la muerte del afroamericano George Floyd.

Las voces que piden dejar de matar a afroamericanos desarmados tienen que ser escuchadas; las voces que piden acabar con la violencia policial tienen que ser escuchadas; las voces que piden poner fin al racismo endémico y estructural que socava la sociedad estadounidense tienen que ser escuchadas”, insistió la expresidenta chilena.

Bachelet convocó a los gobernantes de la nación norteña a demostrar que han entendido lo que ha llevado a la gente a este punto, y a “escuchar, aprender y tomar acciones que realmente aborden las desigualdades”, reseñó DPA.

La comisionada criticó el uso de la fuerza “innecesario y desproporcionado” en manifestantes pacíficos, contra quienes se han empleado balas de goma y gases lacrimógenos. Asimismo, llamó la atención sobre los ataques a algunos periodistas que cubrían las protestas.

Durante la jornada trascendió también que el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, aseguró en conferencia de prensa que no apoyaría la invocación de la Ley de Insurrección para permitir el uso de la fuerza militar para sofocar disturbios en Estados Unidos.

La disposición, que data de 1807, faculta al presidente de la Unión a desplegar a los militares en circunstancias particulares como para suprimir el desorden civil, lo cual Esper considera que no se ajusta al momento actual.

Estados Unidos vive varios días de protestas tras la muerte de George Floyd, de 46 años, luego de que el agente Derek Chauvin le inmovilizara presionándole el cuello contra el suelo con su rodilla durante más de 10 minutos.

KMG/RL/ Foto de portada: 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: