FaceApp: Cómo una aplicación consiguió 150 millones de rostros y nombres en 48 horas

Por Beatriz Esquivel.

Después de que se hiciera de conocimiento público cómo FaceApp se estaba apropiando de los datos de los usuarios, ya conocemos la cifra aproximada de cuánto tienen en su poder.

Cerca de 150 millones de rostros y nombres asociados se encuentran en una base de datos en manos de FaceApp, una aplicación de origen ruso que se ha caracterizado por cambiar los rostros de sus usuarios.

Hace aproximadamente un año, esta app se popularizó gracias a función para envejecer varias décadas a los usuarios, dando un aproximado de cómo se verían durante su vejez e incluso ha resultado en asombrosos parecidos entre hijos, padres y abuelos. Pero en pleno 2020 la app resurgió gracias a la función en la que es posible cambiar de sexo y ver «cómo te verías si fueras hombre o mujer».

No obstante, más allá de la novedad de esta y las demás funciones que permiten modificar un rostro por mera diversión o curiosidad, está la recopilación de miles de datos que el usuario accede a ceder tal vez de forma inadvertida. 

En 2019, FaceApp acumuló más de 100 millones de descargas en la tienda de Google Play y en la AppStore de iOS es una de las apps mejor ranqueadas, lo cual puede dar una dimensión de cuántas personas han estado utilizando la aplicación y sumando sus rostros a la propiedad del desarrollador. 

Por qué hay que leer los términos y condiciones

Si bien, Wireless Lab, la empresa desarrolladora indica en los términos y condiciones de la app que el contenido del usuario sigue siendo propiedad del usuario —es decir, las fotografías que se toman—, como otras plataformas tienen una licencia que el usuario acepta de uso ilimitado de ese contenido, mismo que sus aliados pueden aprovechar. 

«Usted le otorga a FaceApp una licencia perpetua, irrevocable, no exclusiva, sin regalías en todo el mundo, totalmente pagada y con una sub-licencia transferible para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados, distribuir, mostrar públicamente y mostrar su Contenido del Usuario y cualquier nombre, nombre de usuario o similares provistos en relación a su Contenido de Usuario en todos los formatos y canales ahora conocidos o desarrollados posteriormente, sin ninguna compensación para usted».

¿Esto qué quiere decir? 

En términos simples, los términos de uso de FaceApp le dan la oportunidad a Wireless Lab de poder aprovechar toda la información y fotografías que te has tomado, y reutilizarlas a su conveniencia sin requerir tu permiso o pagarte algún tipo de regalía. 

Hasta el momento, FaceApp aparentemente no ha realizado ningún mal uso con la información de los millones que han descargado su aplicación, sin embargo, esto deja la puerta abierta a que la app y Wireless Lab opten por aprovechar tales datos para el desarrollo de algoritmos de reconocimiento facial, por mencionar el ejemplo que la mayoría de los expertos han mencionado que probablemente ocurra y que la mayoría de la población no lo sepa. 

Así que fuera en el 2019 o en el 2020, lo cierto es que mientras la app siga en uso, esta base de datos seguirá siendo alimentada, incluso podríamos estar frente a una situación en la que la base de datos podría ser actualizada con fotografías más recientes de aquellos usuarios que anteriormente utilizaron el servicio. Por ello, te recomendamos que siempre utilices estas apps con moderación y consciente de cualquier implicación de su uso. 

Tomado de Cultura Colectiva.

Vea también

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: