La colaboración entre instituciones científicas ha sido clave en el control de la COVID-19 en Cuba

A partir de modelos tridimensionales de las proteínas nucleocápsida y espiga del virus SARS-Cov-2, fueron obtenidos en los laboratorios del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) -mediante métodos computacionales de la bioinformática estructural- los péptidos base del diagnosticadorUmelisa SARS-CoV-2-IgG, el cual se emplea en el estudio piloto de la COVID-19 en varios municipios de Cuba, informó el Periódico Trabajadores.

Glay Chinea Santiago -jefe de Proyecto de Investigación dedicado a desarrollar antivirales contra el dengue en dicha institución científica y autor de este resultado-, explicó cómo el lapso de tiempo que medió entre la primera vez que tuvo conocimiento del nuevo coronavirus y el momento en que este llegó a Cuba fue sorprendentemente ínfimo. Pero, “desde que los especialistas chinos publicaron la secuencia del SARS-Cov-2 lo estudié y comenzamos a pensar entre todos”.

Lo ideal hubiera sido -añadió- contar con el virus inactivado o sus proteínas obtenidas por la tecnología de ADN-recombinante, pero ello requería más tiempo. Entonces, era imprescindible lograr un mimético del virus y los péptidos diseñados lo hacen con eficiencia.

“Tienen la posibilidad de detectar los anticuerpos generados por el virus. Con ello puede conocerse quienes han sido infectados y el comportamiento de los asintomáticos. También, cómo se está manifestando y extendiendo la epidemia; permite verificar los contactos con rapidez y propicia establecer políticas públicas y sanitarias”, aseguró el científico.

Pero, obtener el Umelisa SARS-CoV-2-IgG, fue posible gracias a la fortaleza de BioCubaFarma, que “cuenta con un conjunto de instituciones de gran nivel científico capaces de cubrir un alto espectro de investigación y desarrollo”.

El desarrollo de un sistema de diagnóstico basado en la tecnología SUMA (Sistema Ultra Micro Analítico), que cuenta con un total de 232 laboratorios en toda Cuba, es un logro que revela la unión efectiva entreel CIGB y el Centro de Inmunoensayo (CIE).

En la biotecnología cubana, gestada por la Revolución a partir de la idea creadora y visionaria de Fidel -se reconoce en el reporte-, interactúan la bioinformática estructural, el diseño de modelos, los simuladores, la experimentación biofísica y la inteligencia y el conocimiento de hombres y mujeres sencillos y brillantes.

FP/ RL/ Foto de portada: Jorge Luis Baños/ IPS.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: