La Covid-19 en personal de campaña de Donald Trump

Al menos seis miembros del equipo de avanzada de la campaña del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que viajaron a Tulsa, Oklahoma, antes del mitin presidencial dieron positivo en el test del coronavirus SARS-Cov-2.

La campaña de Trump informó que ninguno de los empleados infectados o cualquiera que haya estado en contacto con ellos participaría en la concentración y que se harían chequeos para determinar la condición de salud de los asistentes al BOK Center, lugar de la reunión.

Según los protocolos de seguridad, el personal de la campaña se somete a pruebas de la Covid-19 antes de los eventos, dijo Tim Murtaugh, director de comunicaciones de la campaña del mandatario.

“Seis miembros del equipo de avanzada dieron positivo en cientos de pruebas realizadas, y los procedimientos de cuarentena se implementaron inmediatamente”, precisó.

El anuncio pone en claro los riesgos de realizar eventos públicos en esta etapa de emergencia sanitaria, reseñó el diario The Hill.

Los funcionarios locales y de salud adviertieron que el hecho de congregar a miles de personas en espacios cerrados aumenta el riesgo de propagación de la Covid-19, más aún cuando Oklahoma y otros estados del país muestran un aumento de casos en los últimos días.

Para evitar problemas, la propia campaña hizo firmar a los seguidores de Trump un descargo de responsabilidad en el cual los presentes en la manifestación aceptan que “existe un riesgo inherente de exposición a la Covid-19”.

El mitin de relanzamiento de la campaña del jefe de la Casa Blanca hace temer que pueda ser un polvorín para una explosión de transmisiones, opinan observadores.

Sobre todo porque la mayoría de los asistentes optaron por ir sin nasobucos, en contra de las advertencias sanitarias sobre el peligro de propagación de la Covid-19, informó Prensa Latina.

En el encuentro Trump aseguró a sus seguidores que era “más fuerte que nunca” y que “dentro de cinco meses vamos a derrotar al dormilón Joe Biden”, como suele referirse a su seguro retador por el Partido Demócrata el 3 de noviembre.

El gobernante intentó pintar a Biden, el exvicepresidente de 77 años y senador de Delaware durante mucho tiempo, como alguien que presenta decadencia mental y al mismo tiempo trató de crear temores. “Cuando las cosas se pongan feas, Biden siempre cederá ante la izquierda radical”, expresó Trump.

OOL/RL

Foto de portada: Tingshu Wang / Reuters 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: