La obra de la Revolución Cubana: Construcción de escuelas politécnicas y universidades (Parte III)

Compartir

Por Raúl Antonio Capote/ Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

Las Escuelas tecnológicas e Institutos Politécnicos constituyeron el porcentaje mayor de la educación media en los años 70 y se ubicaban junto a centros industriales, forestales, mineros, ganaderos, agrícolas, de la salud, etc.

Entre los numerosos centros tecnológicos construidos se pueden mencionar los de la Electrónica, los del Astillero Naval y del Combinado Lácteo en La Habana, el Forestal y el de la Salud en Pinar del Río, el Mecánico y el de Refrigeración en Santa Clara, el de la Construcción en Cienfuegos, el Ganadero en Camagüey, el de la Agricultura en Matanzas, los del Azúcar junto a los ingenios azucareros, etc.

En el quinquenio 1976-80 la demanda para las enseñanzas secundaria y media duplicó las necesidades de 1975. La nueva situación se fue resolviendo con escuelas en las ciudades.

Se construyeron secundarias urbanas de 3 y 4 plantas, para 600 y 1.200 alumnos respectivamente, que disponían de las instalaciones elementales, aulas, talleres, laboratorios y campos deportivos. Para el curso 1977-78 ya estaban en funcionamiento 60 unidades del tipo descrito.

Se proyectó la construcción de Escuelas Politécnicas Urbanas para la formación de obreros calificados. La capacidad de estas escuelas era de 1.000 alumnos en dos turnos de clases. Entre las especialidades que se estudiaban en esas escuelas están las de mecánica, soldadura, electricidad, carpintería y construcciones.

Otra instalación fundamental del sistema escolar es el círculo infantil, que atiende a los niños en edad preescolar cuyas madres trabajan. El círculo infantil recibe niños de edades comprendidas entre los 45 días de nacido y los 5 años.

Se construyeron círculos de una planta para capacidades de 120 a 180 niños y en dos plantas para 180 niños. A manera experimental se edificaron algunos círculos para 180 niños en 3 plantas, ubicados en las zonas más congestionadas de la ciudad de La Habana.

Uno de los actos de terrorismo vas deleznables cometidos por el gobierno de los EEUU contra Cuba,  fue el incendio del círculo infantil Le Van Tham, ubicado en la capital cubana, con sus más de quinientos niños pequeños en su interior.

En 1959 había en el país menos de 3 estudiantes de ese nivel por cada 1.000 habitantes. Este índice había aumentado contándose en 1978 con 14,5 estudiantes de nivel superior por cada 1.000 habitantes.

El número de carreras profesionales que se estudiaban en el país había aumentado de 24 a 40. En 1979 se proyectaron y construyeron nuevos centros universitarios, institutos superiores politécnicos, institutos superiores de ciencias agropecuarias, de ciencias médicas, minero-metalúrgicos, pedagógicos y de economía, distribuidos entre casi todas las provincias.

Esto es solo un recorrido por este tema durante los primeros años de la Revolución, hasta los años 80, después de esa década, disminuyó el ritmo de construcción de centros educacionales, al estar cubiertas las necesidades, aunque se abrieron escuelas de Instructores de Arte, Trabajadores Sociales, la Escuela Latinoamericana de Medicina, etc.

Lo logrado por Cuba en el campo de la educación es paradigmático y demuestra que, con pocos recursos, cuando hay la voluntad política necesaria y se le une a esa voluntad el empeño de un pueblo trabajador se pueden hacer grandes cosas.

Foto de portada: José Raúl Rodríguez Robleda. 

Vea también

Parte II

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: