La OEA no puede observar próximas jornadas electorales en América Latina, sentencia Grupo de Puebla

El Grupo de Puebla, compuesto por 44 personalidades de la política latinoamericana, rechazó la futura participación de la Organización de Estados Americanos (OEA) como institución observadora en próximas jornadas electorales que tengan lugar en América Latina, según dio a conocer la cadena multinacional Telesur.

En un mensaje en su cuenta oficial de Twitter señala: “El Grupo de Puebla considera que, dado el rol que jugó la OEA en las elecciones bolivianas de 2019, no se puede confiar en la organización como observador imparcial de elecciones a futuro”.

En su página oficial también insistió en que de acuerdo con las “revelaciones en torno a las elecciones bolivianas de 2019, el Grupo de Puebla vuelve a insistir sobre el papel que desempeñó la Organización de Estados Americanos (OEA) en el desenlace golpista en Bolivia. Adicionalmente, el Grupo de Puebla denuncia que, recurriendo a argumentos falaces sobre un supuesto fraude electoral, el gobierno de facto de Bolivia intenta perseguir a exfuncionarios bolivianos y proscribir al MAS en las próximas elecciones”.

Al propio tiempo, el Grupo, cuyo lema es Desafíos del pensamiento político para un Nuevo Impulso Progresista, había solicitado al Consejo Latinoamericano de Justicia y Democracia (CLAJUD) que analizara los diversos estudios sobre el proceso electoral boliviano y el rol desempeñado por la OEA en esos comicios, ampliamente difundidas en importantes medios de la región a partir de estudios técnicos y académicos.

De tal estudio resultó un comunicado en que los miembros del CLAJUD “consideran imperativo que la OEA active sus mecanismos de control y auditoría interna para esclarecer los sucesos descritos”.

El Secretario General de la OEA, Luis Almagro, presentó un comunicado el pasado 16 de junio en el cual rechaza la investigación realizada por la Clajud.

Ante la respuesta de Almagro, el Grupo de Puebla señaló que “más allá de sus groseras descalificaciones, no aporta elementos técnicos que puedan refutar lo demostrado en los diferentes estudios”.

La declaración del Grupo reitera que la OEA no es un observador imparcial de elecciones, aseguran sus firmantes entre quienes aparecen personalidades como Fernando Lugo, Celso Amorim e Iván Cepeda, entre otros, dice Telesur.

Lo cierto es que la OEA sigue siendo un instrumento de Estados Unidos para sabotear cualquier intento de los países latinoamericanos de salirse de su poder hegemónico, y Luis Almagro ha hecho un feo papel como marioneta del imperio, enteramente a su servicio, contra los intereses de soberanía y autodeterminación de los pueblos de la región.

LG/RL/ Foto de portada: La Nación/ Costa Rica/ Archivo. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: