La OMS insiste en el uso de a mascarilla a pesar de sus detractores

La Organización Mundial de la Salud (OMS), ha rectificado su advertencia acerca del uso de las mascarillas para evitar el contagio de coronavirus. Recalca que las mascarillas deben llevarse puestas en público cuando no sea posible mantener la distancia social. No obstante, son varios los países donde no es obligatorio su uso y le restan importancia.

Los países deben continuar una vigilancia activa para evitar un repunte de infecciones, especialmente ahora que se empiezan a reanudar las concentraciones multitudinarias. Sin las medidas de protección y seguimiento adecuadas, los rebrotes son una amenaza real.

Ya se han notificado más de 7 millones de casos de la Covid-19 y más de 408 mil fallecidos. Aunque la situación mejora en Europa, empeora a nivel mundial. En las dos últimas semanas, se han notificado casi 100 mil nuevos casos diarios.

España, por ejemplo, ha encomendado el uso de las mascarillas en público como una garantía. La recomendación de la OMS en su nueva guía es de usar máscaras de tela, es decir, no médicas, que deberían tener “al menos tres capas de diferente material” para ser efectivas. Para las personas mayores de 60 años se recomienda el uso de mascarillas médicas en zonas donde aún haya casos de transmisión.

Donald Trump, presidente del país con más muertes y contagios por la Covid-19 en el mundo, sostiene que el uso de la mascarilla no es necesario y que imponerla como obligatoria en un país limita la libertad de las personas.

La administración Trump insiste en contraponer la salud de la economía a la de los individuos que son el motor del progreso. En su premura por echar a andar los negocios en un año electoral decisivo, además de propagar información sin fundamento científico alguno, como animar a ingerir desinfectantes o automedicarse con hidroxicloroquina, el presidente se exhibe en ruedas de prensa y reuniones de gabinete sin la socorrida mascarilla que los médicos y científicos recomiendan a la población.

Trump no solo transmite el mensaje de que no toma en serio las advertencias del Centro de Control de Enfermedades y Prevención (CDC) y de sus propios asesores, sino que pone en duda su validez. Además, incita al Partido Republicano que, en nombre de la supuesta defensa de las libertades individuales, hace de la negativa de usar mascarillas en público una bandera con fines políticos.

Muchos de ellos siguen en las redes sociales toda suerte de teorías conspirativas que apuntan a una estrategia de los demócratas para minar la reelección de Trump con la excusa del estado de emergencia que ha provocado la Covid-19.

Las mascarillas se han convertido en un artículo casi de primera necesidad en el mundo. La OMS le preocupa que en este periodo de reactivación repunten los contagios por falta de protección. Los países que han dispuesto la obligatoriedad del uso de los nasobucos, son los que han bajado los números de fallecidos y contagiados.

ST/RL

Foto de portada: EFE 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: