Los microplásticos invaden la composición de frutas y vegetales

Dos estudios revisados ​​por pares que han visto la luz esta semana indican que, presentes en la lluvia, detectados en la sal de mesa o en la arena de las playas, las minúsculas partículas de plástico de menos de cinco milímetros de longitud pueden penetrar en las raíces de los cultivos y acabar en las partes que nos comemos de las plantas, informó TICbeat.

Uno de ellos, el que procede de la Universidad de Catania, en Italia, y fue publicado en Environmental Research, halló microplásticos en productos de supermercados y vendedores locales de productos en esta localidad mediterránea. Tras tomar muestras de zanahorias, lechugas, brócoli, patatas, manzanas y peras se detectó la presencia de estos pequeños trozos de plástico en las frutas y verduras que comemos.

El otro, descubrió que las grietas en las raíces de los cultivos de lechuga y trigo pueden absorber microplásticos del suelo y el agua circundantes, y fue publicado en NatureSustainability por investigadores del Yantai Institute of Coastal Zone Research, en China, y la Universidad de Leiden en los Países Bajos.

“Las partículas con un tamaño 40 veces superior a 50 nanómetrospueden penetrar en las plantas”, afirmó Willie Peijnenburg, profesor de toxicología ambiental en la Universidad de Leiden, al referirse a que los investigadores ya conocían que los microplásticos de ese tamaño tienen la capacidad de llegar a las raíces.

¿Cómo Peijnenburghizo el estudio? En un laboratorio analizó dos formas diferentes de cultivar plantas: de forma hidropónica en aguas residuales y en suelos arenosos a los que fueron agregados aguas residuales, describe la fuente. Asimismo, “simuló cuántos países usan las aguas residuales para regar sus cultivos, y que esos microplásticos más grandes podrían ingresar a través de las raíces en parte porque eran plásticos flexibles”.

Por otra parte, mediante la investigación italiana se descubrió que el producto de los vendedores locales tenía niveles más altos de microplásticos que el producto comprado en los supermercados.

Los trozos más pequeños de plástico se encontraron en zanahorias a aproximadamente 1,5 micrómetros, y los más grandes, hallados en lechuga, a 2,5 micrómetros. Las zanahorias fueron las verduras más contaminadas de la muestra, y entre las frutas, las manzanas ganaron en cantidad de microplásticoscomparadas con las peras. Además, las frutas demostraron contener más microplásticos que las verduras, debido a que los árboles frutales más viejos tienen un sistema de raíces más grande que las plantas vegetales».

De acuerdo con el reporte, queda mucho por investigar sobre los nanoplásticos y microplásticos, acerca de las consecuencias que tienen en ecosistemas terrestres y marinos yen la salud de los seres vivos.

“Hemos contaminado el mundo de plástico con la ferocidad de una plaga bíblica: desde los cangrejos del río Támesis al lugar más profundo del océano o los estómagos de pájaros de remotas islas árticas. Este material que sobrevivirá sin descomponerse cuando todos estemos muertos”.

FP/RL/ Foto de portada: Pixabay.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: