Presidente cubano niega que su gobierno haya pedido dinero para enfrentar la Covid-19

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, rechazó las mentiras e inventos de quienes divulgaron que el gobierno cubano está pidiendo dinero ante las dificultades provocadas por la Covid-19.

El primer mandatario afirmó que por el contrario, la población cubana está aportando voluntariamente a lo que llamó cuentas solidarias en su cuenta de Twitter.

La mentira, a quienes inventaron que el Gobierno cubano estaba pidiendo dinero, les duró «lo que un merengue en la puerta del colegio«, y de ese lado quedaron las «penas» de esta historia. Las «glorias» sin embargo, aún están escribiéndose. #SomosCuba, suscribió el presidente.

Dicha declaración esta referida a un artículo publicado en el diario Granma, que da cuenta de la apertura en todas las provincias del país de cuentas en moneda nacional y en peso convertible, engrosadas por donaciones ciudadanas. Son cuentas bancarias habilitadas para recibir donativos financieros de aquellos interesados en ayudar, en apoyar al país en el enfrentamiento a la Covid-19, refiere el diario.

Díaz Canel subrayó, que el gobierno no pidió, sino que facilitó la vía para canalizar la buena voluntad de algunos, pues el destinatario de tales recursos es el propio pueblo. La viceministra de Economía y Planificación, Mildrey Granadillo, enfatizó que tales financiamientos se pondrán en función de la producción local de alimentos.

Granadillo afirmó que la apertura de estas cuentas “obedeció a las solicitudes de personas naturales y jurídicas no estatales, dispuestas a contribuir, voluntariamente, con las acciones emprendidas por el país para reducir el impacto de la pandemia».

Los depósitos a estas cuentas pueden ser engrosados por el aporte de organizaciones políticas mediante el aporte en trabajos voluntarios en el sector agropecuario.

Dichas cuentas son administradas por los gobiernos provinciales y ya recibieron donaciones en varios territorios, destacándose las provincias de Pinar del Río, Artemisa, Matanzas, Sancti Spíritus, Holguín y La Habana.

Desde hace semanas, cada provincia tiene una cuenta en CUC y otra en CUP para estos fines, dijo a Granma Mildrey Granadillo de la Torre, viceministra de Economía y Planificación (MEP), quien reiteró que “su apertura obedeció a las solicitudes de personas naturales y jurídicas no estatales, dispuestas a contribuir, voluntariamente, con las acciones emprendidas por el país para reducir el impacto de la pandemia”

Por la propia naturaleza de las cuentas, comentó Granadillo de la Torre al Diario Granma, pueden donar las personas naturales y jurídicas no estatales, a lo que se suma el aporte de las organizaciones políticas tras realizar trabajos voluntarios en el sector agropecuario. O sea, cuando el beneficiario es una forma productiva no estatal de la agricultura, se le cobra el trabajo realizado y el dinero recibido se aporta a estas cuentas.

Con un ejemplo sencillo, la Viceministra del MEP ilustró mejor el asunto: un colectivo de trabajadores decide realizar un trabajo voluntario en el campo; el campesino paga por la labor y ese dinero se ingresa a estas cuentas.

Y para no dejar cabos sueltos y garantizar un manejo transparente del dinero aportado, el Ministerio de Finanzas y Precios (MFP) emitió un grupo de indicaciones sobre el tratamiento contable y financiero de estos donativos.

De donaciones, de compartir lo que se tiene, aunque no sobre, Cuba sabe bastante, y el enfrentamiento a la pandemia ha permitido corroborarlo” resalta el Diario Granma.

ST/RL

Foto de portada: Estudios Revolución

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: