Reflexiones de Ignacio Ramonet sobre Conferencia virtual del ALBA TCP

Compartir

Ignacio Ramonet, periodista español y catedrático en teoría de la comunicación, ha hecho una reflexión medular acerca de lo que le espera al mundo luego de la Covid-19, amplia sobre los estragos que dejará la pandemia.

El catedrático ha explicado que a pandemia es solo una fase de la crisis general que provocará, y divide en tres, las etapas que vivirá el mundo.

La primera, es la etapa sanitaria, referida a todo lo sea salud, que según podemos deducir puede contener desde la pesquisa para descubrir los contagiados, la cura y seguimiento a los enfermos, hasta la investigación científica y la búsqueda de medicamentos para sanar y de una vacuna.

El segundo tiempo que define Ramonet es el económico y arrastra una crisis comparada con la gran depresión económica de 1929, con dimensiones impredecibles.

En otro acápite indica que se está originando en el mundo una crisis de la oferta y otra de la demanda, con las lógicas características de cada país y región. Miles de millones de personas están encerradas en sus casas con unconsumo más reducido, señala. Semejante crisis de la oferta y de la demanda no se ha producido en el mundo excepto en periodos de guerra y entonces no era global, solo ocurría en territorios afectados por el conflicto bélico.

El aumento del desempleo, que en Estados Unidos está entre los 30 y 40 mil personas, se suma a la crisis económica y desencadena en la etapa tercera: consecuencias  económicas, políticas y sociales.

Centrados en los países del sur de América, Ramonet considera que se derrumbarán esencialmente en 3 rubros principales: la disminución de exportaciones agrícolas o minerales; el ingreso por remesas debido al desempleo que existe en los países del norte, y la depresión de la industria del turismo, una de las más afectadas por la crisis por el cierre de fronteras e inmovilidad de transportes internacionales.

Anuncia la posibilidad de aumento de emigración en la búsqueda de mejor vida, y agrega que en tiempos como estos se impone condonar o hacer una moratoria a la deuda externa de los países, que como bien dijo Fidel Castro una vez: “Ya está más que pagada”.

Definió como inhumano mantener las sanciones unilaterales contra países como Cuba y Venezuela, y que la eliminación o prórroga de esas sanciones  debía ser una reclamación internacional y agregó que el papa ha tenido palabras que van en esa dirección.

Calificó de extraordinariamente importante redactar el proyecto de soberanía alimentaria, algo en lo que insistieron Fidel Castro y Hugo Chávez para que la alimentación de los países no dependadel exterior. Y recomendó inspirarse en el ejemplo de Vietnam, país que con una guerra de más de 20 años, no solo ha conseguido ser un país de soberanía alimentaria sino con un gran volumen de exportación.

Concluyó con que los países del ALBA más que nunca deben establecer ayuda mutua de servicios públicos (salud y educación) como se ha demostrado en particular en Cuba que han estado entre los mejores resultados del mundo.

ST/RL/ Foto de portada: Rodolfo Blanco Cué/ Archivo. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: