¿Un hueso en el corazón?

Compartir

Expertos de la Universidad de Nottingham han descubierto que algunos chimpancés tienen un hueso en el corazón, lo que podría ser vital para controlar su salud y conservación”, informó Europa Press.

El reporte se basa en una investigación realizada por expertos de la Facultad de Medicina y Ciencia Veterinaria de dicha Universidad, cuyos resultados se han dado a conocer a través de Scientific Reports.

“Este es un hallazgo particularmente raro, más tratándose de una especie de primate, emparentado con el ser humano”, revela el texto. Y añade: “muy pocas especies de animales tienen este hueso, llamado os cordis”.

La importancia del hallazgo radica en que los chimpancés salvajes están en peligro y la enfermedad cardiovascular es muy común en esta especie. “Comprender sus corazones es vital para hacer avances médicos y administrar su salud y conservación».

«El descubrimiento de un nuevo hueso en una nueva especie es un evento raro, especialmente en chimpancés que tienen una anatomía tan similar a la de las personas. Asimismo, plantea la cuestión de si algunas personas también podrían tener un oscordis», dijoen un comunicado la doctora Catrin Rutland, autora principal del estudio.

Añade que este sorprendente hallazgo fue posible gracias a varias técnicas, incluido un método de imagen avanzado llamado tomografía microcomputada. “Esta tecnología permitió escanear los corazones con aumentos mucho más altos que las tomografías computarizadas estándar de hospital o veterinaria”.

En palabras de la doctora Sophie Moittié, buscar formas de ayudar a los chimpancés con enfermedades del corazón es esencial. “Comprender lo que les está sucediendo a sus corazones nos ayuda a controlar su salud».

El hueso del corazón está presente en muchos bovinos (ganado vacuno, buey y búfalo), y a menudo es bastante grande, incluso los carniceros lo quitan un poco para que la carne pueda usarse para sopas. Ovejas, nutrias, perros y camellos a veces también tienen el hueso del corazón. A veces, el os cordis está presente en la mayoría de los animales de una especie, pero en otros casos está asociado con enfermedades del corazón».

La función del os cordisse está investigando, “pero este trabajo muestra que el cartílago estaba presente además del hueso, lo que da una idea de los mecanismos a través de los cuales comenzó el crecimiento óseo. Los científicos también mostraron que el hueso del corazón estaba presente en chimpancés machos y hembras de diferentes edades”.

Detrás de un desarrollo de os cordis, se presume que “el hueso puede soportar las válvulas cardíacas esenciales, desarrollarse debido a una enfermedad cardíaca o incluso alterar el sistema eléctrico que controla el corazón”.

FP/RL/ Foto de portada: EFE. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: