América Latina y el Caribe ante la mayor contracción económica en un siglo

Compartir

Durante la presentación del Informe de Políticas sobre el Impacto del Coronavirus en América Latina y el Caribe, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, aseguró que la región vivirá la mayor contracción económica vista en un siglo.

Las provisiones para enfrentar la crisis deben diseñarse -enfatizó el directivo- bajo las premisas de transformar el modelo de desarrollo vigente y de reconstruir una economía más igualitaria que impulse el bienestar de todas las poblaciones.

Por su parte, la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, precisó que en el área se han exacerbado “las brechas estructurales de un modelo de desarrollo insostenible por la débil protección social, los sistemas de salud fragmentados y las profundas desigualdades”.

Los datos expuestos por la CEPAL confirman ese enunciado. De acuerdo con el organismo, el decrecimiento del Producto Interno Bruto alcanzará un 9,1 por ciento este año, mientras las estimaciones apuntan que de 2019 a 2020, el desempleo aumentará de 8,1 por ciento al 13,5 por ciento, lo que representa que más de 44 millones de personas estén sin trabajo.

En tanto, 230 millones de personas vivirán en situación de pobreza y 96 millones estarán en condiciones de pobreza extrema.

Guterres también llamó la atención sobre la forma desproporcionada en que la crisis económica afecta a las mujeres, quienes representan más del 60 por ciento de la mano de obra en los sectores de alojamiento y servicios de alimentación y el 72, 8 por ciento de la fuerza laboral en el sector sanitario.

Asimismo, el titular de la ONU señaló que los indígenas y afrodescendientes tienden a vivir en peores condiciones socioeconómicas que el resto de la población, al constituir “colectivos que enfrentan altos niveles de discriminación en los mercados de trabajo”.

Para la reconstrucción económica, el representante de la ONU listó algunas recomendaciones que instan a los Gobiernos a suministrar los ingresos básicos de emergencia a la población y apoyan el alivio o postergación de pagos de deudas a las naciones más desfavorecidas.

Esos planes-aclaró-deberían fortalecer el Estado de derecho, la rendición de cuentas, la transparencia y la gobernanza democrática en un pacto que garantice la participación de las mujeres y de todos los grupos de población.

Finalmente, aseveró que para apoyar la diversificación productiva y la resiliencia económica será vital una integración regional que estimule el financiamiento de la investigación, la ciencia y la tecnología.

PGS/RL/ Foto de portada: IStock.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: