Calentamiento global puede llevar a extinción masiva de peces

Compartir

Un escenario inquietante sería aquel en el que las temperaturas planetarias promedio aumentaran en cinco grados centígrados. En tal situación, el 60 por ciento de todas las especies de peces podrían extinguirse para el año 2100, dato que contrasta con otros estudios previos que predijeron que los peces serían mucho más resistentes ante el calentamiento global, informó Futurism, al citar una publicación de New Scientist.

La amenaza de los efectos del cambio climático radica en una sexta extinción masiva de especies para final de siglo, añade TICbeat. “2100 no solo podría implicar una pérdida de biodiversidad sin precedentes, sino la desaparición de los arrecifes de coral, el adiós a la mitad de las playas o ciudades y zonas costeras sumergidas bajo las aguas debido al aumento del nivel del mar. Ahora, un nuevo estudio arroja perspectivas sombrías para el futuro marino: 6 de cada 10 especies de peces también podrían extinguirse para esa fecha”.

De acuerdo con el reporte, los investigadores analizaron la literatura científica existente sobre la tolerancia al calor de 694 especies de peces de agua dulce y marinos, teniendo en cuenta las diferencias entre adultos, larvas y embriones en desove y no desove.

Se descubrió que los reproductores y los embriones se enfrentan a una brecha mucho más pequeña entre las temperaturas mínimas y máximas, en promedio 7.2 ° C y 8.4 ° C respectivamente, que el rango de 27.5 ° C para adultos”.

La razón principal por la que los embriones y los reproductores son menos tolerantes al calentamiento de los océanos obedece a sus mayores necesidades de oxígeno, apunta TICbeat.

El oxígeno es más soluble en aguas más frías y menos en aguas más cálidas. Desafortunadamente, se espera que los mares se calienten demasiado rápido para que se produzca la necesaria adaptación evolutiva. Aunque los peces pueden trasladarse a regiones más frías, los nuevos sitios apropiados de desove no siempre están disponibles”.

Otra investigación —señala New Scientist—que evaluó el impacto del aumento de la temperatura del agua en las poblaciones de peces se centró exclusivamente en qué tan bien los peces adultos podrían adaptarse. “Basándose solo en esas mediciones, los científicos esperaban que solo el cinco por ciento de las especies de peces murieran en las mismas condiciones”.

Sin embargo —agrega TICbeact—, es fundamental tener en cuenta las distintas fases de la vida y las necesidades de oxígeno. Esto arroja luz —dijo Hans-Otto Pörtner del Instituto Alfred Wegener a New Scientist—sobre una fase de la vida que ha sido ignorada en gran medida.

“Afortunadamente, el año 2100 todavía está bastante lejos, y los esfuerzos ambiciosos para limitar el cambio climático podrían significar que muchas de esas especies se salven».

«Podemos decir que 1.5 [grados] no es el paraíso, habrá cambios», dijo Pörtner a New Scientist. “Pero podemos limitar esos cambios si logramos detener el cambio climático. Los peces son muy importantes para la nutrición humana, por lo que este estudio presenta un fuerte argumento para proteger nuestros ecosistemas y entornos naturales».

FP/RL/ Foto de portada: Crónica Digital.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario