Cuba rechaza el uso de los alimentos como recurso de presión política

Cuba rechazó este miércoles el uso de los alimentos como recurso de presión política o en función de intereses hegemónicos, una práctica que consideró contraria al derecho internacional y al de la alimentación.

Así lo manifestó el Embajador José Carlos Rodríguez, representante permanente de la Isla ante los organismos internacionales con sede en Roma, durante su intervención en la junta anual del Programa Mundial de Alimentos (PMA), donde recordó que en la Declaración de Roma de 1996 se establecía esto como un principio.

Asimismo, ese documento instaba a la cooperación y la solidaridad internacionales, así como a “abstenerse de aplicar medidas unilaterales que no estén en consonancia con el derecho internacional y con la Carta de las Naciones Unidas y pongan en peligro la seguridad alimentaria”.

Rodríguez añadió que las medidas de represión y bloqueos económicos, comerciales y financieros contra otros Estados, que también provocan dificultades alimentarias, deberían suprimirse, en tanto son actos de lesa humanidad que desconocen la soberanía de los Estados.

El representante cubano dijo que su nación “brinda y seguirá brindando apoyo de carácter humanitario en estrecha coordinación con las autoridades de los países concernidos”, pues fomentar la cooperación en el ámbito humanitario es una prioridad para su Gobierno.

Reconoció la labor del PMA en los contextos difíciles en los que a veces presta su asistencia humanitaria, algo que la Mayor de las Antillas entiende cabalmente, debido a que por más de cinco décadas ha brindado ayuda de emergencia en decenas de países de todos los continentes, en lugares donde no muchos se arriesgan.

Solo en el ámbito de la salud pública, ejemplificó, más de 400 mil médicos, técnicos de salud y enfermeros cubanos han prestado sus servicios ante situaciones conflictivas, desastres naturales o epidemias, como se hace actualmente frente a la pandemia de COVID-19.

El Embajador, en sus palabras, recomendó revisar algunos conceptos como el de Estados frágiles, pues en la mayoría de las ocasiones es fragilidad es causada por factores externos.

El subdesarrollo, la pobreza, el injusto e insostenible orden económico internacional, las desigualdades en la distribución de las riquezas y la marginación forzosa de millones de personas, son causas raigales que están detrás de esas situaciones de vulnerabilidad, de ahí que no se lograrán avances tangibles en tanto estas no se eliminen, sostuvo.

KMG/RL/ Foto de portada: MINREX/ Archivo.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: