“Descubren” ahora y recomiendan usar mascarilla como arma poderosa para controlar la pandemia en Estados Unidos

Robert R. Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, (CDC, por sus siglas en inglés) afirmó en una entrevista a Journal of the American Medical Association, que la pandemia de coronavirus podría ser controlada «en las próximas cuatro, seis u ocho semanas» si «todo el mundo se pone una mascarilla ahora mismo», según reporta la cadena Rusia Today.

«No estamos indefensos contra el covid-19″, subrayó el experto. «Los tapabocas de tela son una de las armas más poderosas que tenemos para frenar y detener la propagación del virus, especialmente cuando se utilizan universalmente en un entorno comunitario», añadió.

Según apuntó Redfield, llevar mascarilla «no es un asunto político», sino «un asunto de salud pública». «Es realmente una responsabilidad personal para todos nosotros«, declaró.

Y ¿quién le pondrá mascarilla a Trump? El mandatario no solo se niega a usarlo, emite burlas a quienes lo usan y los califica de enemigos. El tema ha sido parte de la polémica que ha hecho visible los disparates gubernamentales en el manejo de la pandemia, que lanzó al país al primer puesto del mundo en contagios y decesos. Este lunes 61 232 ciudadanos dieron positivo a las pruebas de COVID-19 por lo que la cuenta llegó a unos 3 773 723, de marzo a la fecha, según el conteo de la Universidad John Hopkins.

Mientras la mascarilla se ha generalizado como uso obligatorio en casi todos los países, en Estados Unidos ha sido motivo de discordia, contradiciendo recomendaciones científicas. Al respecto, Redfield reiteró que un reciente estudio mostró que las mascarillas ayudan a reducir la propagación. Según los investigadores, la transmisión del virus se redujo entre los 75 mil trabajadores de la salud del estado de Massachusetts, después de que se implementó a finales de marzo el uso obligatorio de mascarilla, junto con la detección rutinaria de síntomas y pruebas de diagnóstico para aquellos que mostraron síntomas de la enfermedad.

Por su parte, los científicos de los CDC analizaron en su investigación otro caso. Se trata del uso de mascarillas por dos empleadas de una peluquería de la ciudad de Springfield, en el estado de Missouri, que se infectaron con el coronavirus, pero no contagiaron a los 139 clientes con los que tuvieron trato.

Sin embargo, los especialistas apuntaron que no es necesario llevar tapabocas todo el tiempo, sino cuando una persona está en un lugar público, «especialmente cuando no es posible el distanciamiento social». En este caso, una mascarilla de tela «puede ayudar a reducir la propagación del coronavirus, sobre todo por las personas asintomáticas».

LG/RL

Foto de portada: Evan Schneider/ONU

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: