EEUU: Trump declara que el coronavirus es inofensivo y se aferra a oponerse al cubrebocas

Mientras la nación celebraba un sombrío 4 de julio con muchos estadounidenses confinados en sus hogares en medio de un aumento alarmante de los casos de coronavirus, cuyo total se acerca a los tres millones de contagiados, el presidente Donald Trump usó su escenario en el South Lawn de la Casa Blanca el sábado para presentar una afirmación desconcertante y peligrosamente engañosa acerca de que el 99% de los casos de coronavirus en Estados Unidos son “totalmente inofensivos”, reportó la cadena CNN.

La afirmación contradice el esfuerzo de altos funcionarios republicanos, desde gobernadores hasta miembros del Congreso, que piden a los estadounidenses redoblar las medidas para frenar la propagación del virus.

En su intento por minimizar el impacto de la pandemia en su país, Trump ha roto sus propios récords, desde que es una gripe común, recomendar el uso de desinfectantes, y negarse a usar cubrebocas, hasta decir que el virus va a desaparecer.

Según comentó la televisora, evitar la propagación del coronavirus hubiera impedido el colapso del sistema de salud como está a punto de ocurrir en Houston, con el 80 por ciento de sus instalaciones ocupadas por pacientes de Covid, hecho que ya ocurrió en Nueva York, Boston, Nueva Orleans y en otros sitios desbordados.

El actuar irresponsable del Presidente tiene cuatro modos de mostrarse, dijo CNN. La primera es no usar mascarilla, la segunda es que quienes están cerca de él tampoco la usan, la tercera es burlarse de los que la utilizan y la cuarta es decir que el virus va a desaparecer.

La aparición de Trump en el evento del viernes en Dakota del Sur, que no tenía distancia física y muy poca máscara, y en su fiesta del 4 de julio en Washington, DC, donde pocos de sus invitados eligieron usar cubrebocas, llega en un momento en que incluso algunos de sus aliados más cercanos lo instan a asumir un mayor liderazgo para alentar la utilización de ese elemento y otras medidas que frenarían la propagación del virus.

El líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell y el líder republicano de la Cámara Kevin McCarthy, así como su propio director general de Sanidad y funcionarios de salud pública, han suplicado al público que se cubran la cara, detalla CNN.

El gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, hizo que los revestimientos faciales fueran obligatorios para la mayoría de los residentes en todo el estado. El de Florida, Ron DeSantis, otro aliado de Trump, usó una máscara en varios eventos la semana pasada, incluso el vicepresidentePence también ha aparecido cubierto esta semana.El de Georgia, Brian Kemp, también republicano, recorrió su estado la semana pasada instando a los georgianos a usar máscaras.

Otros de sus seguidores han dicho que si el presidente usara una máscara sería un “buen ejemplo” y un “buen modelo a seguir”. Pero, Trump sigue desconociendo esta medida recomendada por los científicos y las autoridades sanitarias.

LG/RL/ Foto de portada: Reuters. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: