Hay que guerrearle el terreno de la comunicación a los grandes centros hegemónicos

“Este es el momento de la integración comunicacional en nuestra región. Una integración fáctica, no desde las consignas, las asesorías internacionales o las reuniones con buenos propósitos, sino desde la creación de una red concreta que podamos extender desde la comunidad”, dijo Miguel Ángel Pérez Pirela, director del portal digital La Iguana Tv en la videoconferencia Infodemia y periodismo, reflexión en tiempos de COVID-19, celebrada hoy 29 de julio en la sede de la Unión de Periodistas de Cuba.

La mediática internacional va a tratar de dividirnos, añadió el filósofo y comunicador venezolano. “Nuestra responsabilidad ahora mismo es colocar la comunicación al servicio de los problemas pragmáticos, convertirla en un esquema de solidaridad y de integración de nuestros pueblos”.

El encuentro virtual —conducido por Jorge Legañoa, vicepresidente de la Upec, y en el que también participaron colegas de Siria, Rusia, China, Chile y Puerto Rico— constituyó un primer paso cooperativo en el que fueron compartidas experiencias profesionales y sociales vinculadas al impacto de la COVID en los distintos escenarios y regiones.

La pandemia, dijo Legañoa, supuso la reestructuración de las redacciones periodísticas y el cambio de sus dinámicas productivas. “En el entramado comunicativo nacional, la cobertura de la pandemia favoreció las agendas colaborativas, la gestación de relatos memorables y el desarrollo de un periodismo investigativo y de soluciones. Gestionar la comunicación en tiempos de COVID-19 ha sido gestionar la comunicación en tiempos de crisis”.

Asimismo, precisó que más de 300 periodistas en Cuba estuvieron reportando en la zona roja, y solo se lamentó el contagio de dos colegas, con evolución clínica favorable.

“Hay una construcción hegemónica de como se está contando este momento”, apuntó Marco Teruggi, corresponsal argentino de Sputnik en Caracas.Pensemos en un país como Cuba, que hace varios días no reporta fallecidos por la COVID, y en el silencio internacional que hay alrededor de ello. O, sobre los resultados de Venezuela, que han sido buenos comparados con los de otros países de la región como Brasil o Colombia, por ejemplo.»

Se crea —subrayó— un cono de silencio en torno a todo esto y se arma una estrategia para demonizar cualquier imagen real o inventada y, reforzar así una matriz de asedio permanente, de construcción de imaginarios.

De acuerdo con Teruggi, “hay que jugar en los diferentes terrenos comunicativos, articular estrategias, y lograr construir una dimensión de la disputa en el terreno ajeno; competir con una agenda propia que logre imponer su propia hegemonía. Es decir, “lograr el convencimiento de las mayorías en nuestro formato, nuestro idioma y nuestras estéticas y nuestra ética”.

Su Hang, coordinadora de la Asociación Nacional de Periodistas de China, remarcó que la humanidad tiene dos enemigos en este momento, el nuevo coronavirus y las informaciones falsas.

En este sentido, hizo énfasis en la importancia de trasmitir información veraz y del fortalecimiento de la comunicación. “Si permitimos que la infodemia se propague dificultará el control de la pandemia y socavará la cooperación internacional”.

Hang explicó cómo en el continente asiático, una importante vía para hacerle frente a estos fenómenos ha sido la Plataforma de Cooperación de Periodistas de la Franja y de la Ruta, una iniciativa surgida en Beijing en septiembre de 2019 que agrupa a más de 40 organizaciones gremiales nacionales y regionales.

Respecto a la situación de los comunicadores latinoamericanos frente a la COVID-19, Nelson del Castillo, Secretario general de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP), informó desde Puerto Rico que en países como Perú y Ecuador los profesionales de la prensa han estado demasiado expuestos y han ocurrido muertes pues “el gobierno ha sido indolente con el trabajo de los periodistas”.

Este escenario, matizado por diversas crisis, obliga a tener una estrategia mediática, una agenda propia que esté acorde a los tiempos actuales y que evite estar siempre contestando a los temas que imponen los centros de poder mediático, opina Teruggi. “Una iniciativa integradora, que junto a canales comunicativos tradicionales tenga mucha fuerza en las redes sociales y se parezca a la ciudadanía de cada país”.

Hugo Guzmán, director del periódico El Siglo, dijo que Chile todavía están sufriendo los estragos dramáticos de la COVID-19, y que estos son el espejo del lamentable estado, deficiencias e incapacidades del sistema privado de salud del país.

“El sector público está muy precarizado; es absolutamente insuficiente. En estos momentos tenemos una cifra de más tres mil fallecidos, y miles de contagiados. Casi todo el país está en cuarentena. La comunidad médica está cuestionando las medidas gubernamentales adoptadas”.

Un virus —destacó Pirela— detuvo los grandes eventos deportivos del norte del mundo; un virus hizo caer las grandes bolsas de todo el mundo; este virus nos ha colocado frente a la terca realidad. “Si con todo esto, el virus no nos hace reflexionar sobre una nueva forma de hacer comunicación, estamos muy mal”.

También comentó que este contexto es propicio para guerrearle el terreno de la comunicación a los grandes centros hegemónicos; para alejarse de las discusiones etéreas y asumir desde la praxis el combate infocomunicacional.

FP/RL

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: