Las trumpadas de Trump

Por Hedelberto López Blanch/RL

Cada día el presidente del país más poderoso del mundo, Donald Trump, hace y dice cosas tan absurdas que la mayoría de las personas no saben cómo catalogarlo: inepto, fatuo, narcisista, incapaz, mentiroso, prepotente, y se hacen interminables los adjetivos peyorativos.

Los enormes fracasos cometidos al no adoptar medidas para poder controlar la pandemia del nuevo coronavirus que se ha extendido en forma desmesurada por todo el país, han motivado numerosas críticas de científicos, políticos y medios de prensa.

Una de sus últimas aberraciones fue declarar públicamente que el incremento de las personas contagiadas con el virus obedece a que ha crecido sustancialmente la cantidad de exámenes de diagnóstico de la enfermedad.

El diario The Washington Post entrevistó a 47 funcionarios de la administración, expertos en salud pública, funcionarios de inteligencia y otras personas involucradas en la lucha contra la epidemia para conocer los fallos durante los primeros 75 días de la crisis del coronavirus.

La publicación indica que el fracaso radica en la interrupción de los esfuerzos para desarrollar una prueba de diagnóstico que podría ser producida en masa y distribuida por todo el país; la disfuncionalidad del gobierno y la negación del propio virus por parte de los políticos, a pesar de las constantes advertencias de China y otras naciones.

La contundente denuncia asegura que desde la oficina presidencial hasta los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), se sucedieron en cascada los fracasos políticos e institucionales a través del sistema, perdiendo oportunidades para minimizar el efecto de la pandemia.

La ignorancia del magnate y su obsesiva manía de expresar lo que le viene a la boca (al parecer sin pasar por su mente) le han hecho decir, entre otras barbaridades, que las personas debían tomar o inyectarse desinfectantes para eliminar la covid; que la enfermedad es solo un catarrito o que existen más contagiados porque se realizan más pruebas.

Como es lógico, los especialistas coinciden en que es normal que un aumento de estas pruebas muestre un mayor número de casos, pero señalan que esa es la única forma de detectar los que padecen la enfermedad y en muchos casos son asintomáticos.

Una investigación realizada en China con una ciudadana que había regresado de una estancia en el extranjero cuando aún no se realizaban las pruebas a los viajeros, contagió directamente a cuatro personas, y estás a otras hasta llegar a una cadena de transmisión de 72 infestados.

Con este solo ejemplo podemos hacernos una idea de cuántas personas en Estados Unidos, que son asintomáticas y están por doquier sin tapabocas, como ordenó a sus seguidores el incompetente presidente Trump, han contagiado a miles y miles de personas.

El 3 de julio, según cifras de la Universidad John Hopkins, la nación presentaba 2 839 292 contagiados y 131 544 fallecidos.

Uno de los últimos fiascos del mandatario ocurrió el 20 de junio en el muy promocionado acto de campaña electoral citado para Tulsa, Oklahoma, al que Trump había orientado a sus seguidores que fueran sin tapabocas. El resultado fue fatal: de los 100 000 fanáticos anunciados solo concurrieron 6 200.

Uno de los medios de comunicación estadounidense describía la escena: “Daban lástima las imágenes de más de 13 000 sillas vacías en el BOK Center de Tulsa, mientras en el escenario Trump interpretaba su papel de provocador, sin lograr arrancar ni de lejos el entusiasmo de 2016. Si algo evidenció el mitin de Tulsa es que Trump se ha quedado sin mensaje de reelección”.

En cuanto al no uso de tapabocas que ya ha provocado un enorme rebrote del virus en toda la nación, Tom Frieden, ex director de los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos significó: “Lo que estamos viendo era muy predecible. Es un argumento loco, equivalente a decir que si dejamos de hacer mamografías, vamos a tener menos casos de cáncer de mama”.

Foto de portada: Tom Brenner / Reuters

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: