Proclama de Fidel Castro al pueblo de Cuba, documento vivo

La proclama de Fidel Castro al pueblo de Cuba, que el Comandante en Jefe de la Revolución en la isla firmó de su puño y letra hace hoy 14 años, es evocada en la isla como reafirmación vívida y documental de su compromiso y lealtad a los principios que siempre defendió.

En ese documento el entonces mandatario cubano y líder histórico del proceso revolucionario anunció a sus compatriotas con carácter provisional el cese de sus actividades al frente del Gobierno, el Partido Comunista (PCC) y las Fuerzas Armadas.

Suscribió entonces Fidel:

Con motivo del enorme esfuerzo realizado para visitar la ciudad argentina de Córdoba, participar en la Reunión del Mercosur, en la clausura de la Cumbre de los Pueblos en la histórica Universidad de Córdoba y en la visita a Altagracia, la ciudad donde vivió el Che en su infancia y unido a esto asistir de inmediato a la conmemoración del 53 aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, el 26 de julio de 1953, en las provincias de Granma y Holguín, días y noches de trabajo continuo sin apenas dormir dieron lugar a que mi salud, que ha resistido todas las pruebas, se sometiera a un estrés extremo y se quebrantara.

Explicaba a continuación que tras una complicada operación quirúrgica, debería permanecer varias semanas de reposo.

Añadía que ante las amenazas del Gobierno de Estados Unidos, y en tales circunstancias, delegaba con efecto inmediato algunas funciones que atendía personalmente a dirigentes del Partido y el Estado.

El líder expuso, en esencia, que dejaba en manos del general de ejército Raúl Castro, sus tareas al frente del PCC y el Estado, a la vez convocaba al pueblo a seguir adelante por el camino trazado.

El estadista rebasó su enfermedad aunque no se incorporó a sus cargos por otras complicaciones de salud, según reconoció en 2008.

Sin embargo, acompañó los venideros cambios para el país desde sus reflexiones publicadas en el diario Granma, en las que fijaba posturas y continuaba en su labor orientadora. También dedicó esfuerzos a la dirección de investigaciones y proyectos de producciones agrícolas, enfiladas a la alimentación del pueblo.

El escrito concluye:

No albergo la menor duda de que nuestro pueblo y nuestra Revolución lucharán hasta la última gota de sangre para defender estas y otras ideas y medidas que sean necesarias para salvaguardar este proceso histórico.

El imperialismo jamás podrá aplastar a Cuba.

La Batalla de Ideas seguirá adelante.

¡Viva la Patria!

¡Viva la Revolución!

¡Viva el Socialismo!

¡Hasta la Victoria Siempre!

OOL/RL

Foto de portada: Alex Castro/Cubaperiodistas

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: