Se calienta Bolivia en rechazo al gobierno de facto que aplaza elecciones con pretexto de pandemia

El rechazo de los bolivianos a la manipulación del gobierno de facto para aplazar las elecciones ha puesto al rojo vivo las calles de varias ciudades, a sabiendas de que la pandemia usada como pretexto le ha servido para desviar fondos, tomar medidas en contra del pueblo, hacer visible su objetivo de perpetuarse en el poder, al tiempo que crecen los contagios y las muertes por la covid.

Amplios reportes de la cadena de noticias rusa RT daban cuenta de las miles de personas que este 28 de julio marcharon en las ciudades de La Paz y su vecina El Alto, convocados por la Central Obrera Boliviana y el Pacto de Unidad de organizaciones indígenas campesinas, en rechazo al anuncio de aplazar otra vez los comicios.

En su cuenta de la red social Twitter el candidato a las elecciones por el MAS, del expresidente Evo Morales, Luis (Lucho) Arce, @LuchoXBolivia, escribió: “el pueblo autoorganizado se moviliza por la vida, la salud, educación, trabajo y la democracia. El mensaje al gobierno de facto es claro: ¡Basta de usar la pandemia para quedarse en el poder y pisotear los derechos del pueblo! #RecuperemosLaDemocracia”.

Otros twitteros se sumaron: “Ay, Bolivia la arremetida es grande cuando baja el pueblo boliviano de La Paz… bueno pues Bolivia tiembla…”, escribió @arayamia. También @carloshlievano, apuntó: “Claro. La usurpadora y sus secuaces ya le encontraron gusto al poder”.

Mientras tanto, el criterio unánime de las organizaciones sociales es que la triple crisis boliviana –política, sanitaria y económica– solo podrá ser encarada por un gobierno legítimo salido de las urnas, y que mientras más se demoren las elecciones, más le costará al país enfrentar los efectos de esta crisis que ha provocado una economía estancada, miles de despedidos, recortes de salarios y un notorio crecimiento de la pobreza, que refuerzan la impopularidad de Áñez, con el 12 por ciento promedio en la intención de voto

El Ministro de Gobierno Arturo Murillo y el de Defensa, Fernando López, no han parado de manipular la situación. Este lunes López advirtió que los cocaleros llegaban desde Cochabamba para contagiar con el coronavirus. Pero, la mayor parte de la población saludó a los marchistas, porque nadie creyó ese cuento.

Detalla RT que cerca del 71 por ciento de los bolivianos asistiría a las urnas el venidero 6 de septiembre. Pero el Tribunal Electoral prefirió dar la espalda al dato, fruto de un estudio de una fundación alemana, y accedió a presiones de la ultraderecha.

Tan evidente manipulación no se puede esconder, ni por periodistas nada afines al MAS como Mary Vaca, de Página Siete –medio que fustiga a esa organización de izquierda. En su cuenta de twitter este lunes sostuvo: “Cuando las elecciones iban a ser en agosto, se anunciaba el pico para agosto, cuando iban a ser en septiembre la curva también iba a ser en septiembre. Ahora la curva será en octubre”.

LG/RL

Foto de portada: AFP

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: