Una idea perversa del laqueado Donald Trump

Por José Luis Méndez Méndez/ Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

La idea del gobierno estadounidense concebida para vender la isla de Puerto Rico ha sorprendido al mundo por su carácter perverso y afrenta para el pueblo portorriqueño, que no merecía semejante humillación, después esperar por años la promesa, no cumplida, de ayuda federal tras el desastroso impacto del huracán María y otros desastres naturales, en ese país.

Ahora, detalles filtrados en las redes sociales sobre la denuncia de la ex secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Elaine Duke, hacen más repulsivo este negocio que urdió el narcisista acomodado en la Casa Blanca. Si vender era un oprobio, la otra opción de “no invertir” en esa arrasada nación resulta insultante y tal decisión explica el no envío oportuno de ayuda estatal, que hizo colapsar todo su orden interno.

La noticia ahora divulgada por el The New York Times circuló en las redes y llegó a los oídos de los testaferros del multimillonario de origen chino Lin Dong, coleccionista de islas paradisiacas y deshabitadas. Este magnate asiático ha comprado en la última década más de cuarenta posiciones marítimas en diferentes confines del mundo.

Es un empresario chino que fundó una empresa de equipos médicos y también hizo dinero en el mercado de valores en la década de 1990. En 2015, tenía treinta bienes inmuebles por tres millones de yuanes. El empresario de 47 años y dueño de un emporio farmacéutico lidera esta práctica que está de moda y junto a otros adictos a estos negocios navega por el ciberespacio con su carrito de compras para adquirir nuevas posiciones, que se abarrotan en las estanterías digitales. Es el presidente de la asociación china de propietarios de islas. El interés inmobiliario, similar al de Trump, ocupa la cúspide del boyante mercado de lujo en China.

Para estos y otras transacciones ha creado un grupo de cincuenta empresarios dedicados a buscar ofertas en todos los continentes, en las conocidas subastas que se realizan por Internet, como es el caso de la compra de una porción de la habitada isla Perico, ubicada en el Golfo de Fonseca en El Salvador adquirida por Bo Yang, otro millonario de origen chino naturalizado salvadoreño al irrisorio precio de poco menos de un millón de dólares.

Al coleccionista Dongle interesó la “isla del encanto”, peroestá habitada. Qué ajenos estuvieron, hasta ahora, los más de 4 millones de portorriqueños de lo cerca que estuvieron de ser vendidos por la mentalidad mercantil e inescrupulosa del Presidente estadounidense.

El su mandato, el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, firmó un proyecto de ley que establece el derecho de los ciudadanos de la isla a expresarse, mediante voto simbólico, en las elecciones presidenciales de Estados Unidos para presionar sobre la relación política con el país norteamericano.Ojala tengan presente este proceder el 3 de noviembre cuando depositen, aunque sea simbólicamente, el voto en las urnas. 

Imagen de portada: Univisión. 

 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: