Alcalde de Nagasaki: «Si la humanidad no se da cuenta de la amenaza de las armas nucleares, nos encontraremos en una situación irreversible»

«Si, al igual que con el novedoso coronavirus, que no temíamos hasta que comenzó a propagarse entre nuestro entorno inmediato, la humanidad no se da cuenta de la amenaza de las armas nucleares hasta que se vuelvan a utilizar, nos encontraremos en una situación irreversible», expresó Tomihisa Taue, alcalde de Nagasaki, durante la ceremonia por  las víctimas del bombardeo atómico estadounidense a la ciudad hace 75 años.

Taue pidió a los países que participarán en la próxima conferencia para la revisión del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP), «que muestren un camino factible hacia el desarme nuclear efectivo«, pues en los últimos años «han aumentado los movimientos de los estados poseedores de armas nucleares para retractarse de la promesa de desarme nuclear, como demuestran iniciativas como la eliminación del Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, o INF».

De acuerdo con el alcalde, la amenaza de que se utilicen armas nucleares es cada vez más real, porque muchos países están avanzando en el desarrollo de armas nucleares nuevas, más sofisticadas, pequeñas y fáciles de usar.

«Entre los estados con armas nucleares y los países bajo el paraguas nuclear ha habido voces que declaran que es demasiado pronto para la firma de un Tratado de Prohibición de Armas Nucleares. Eso no es así. Más bien, las reducciones de armas nucleares llegan demasiado tarde», enfatizó Taue después de hacer un llamado al Gobierno japonés y a las potencias nucleares para que ratifiquen tal acuerdo.

Por su parte, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, reiteró el compromiso de Japón para lograr un mundo sin armas atómicas, pero evitó referirse al pacto para su prohibición del cual no es signatario, calificándolo de ser poco realista y haber sido adoptado «sin tener en consideración la realidad del duro entorno de seguridad nacional».

El ataque nuclear contra Nagasaki mató inmediatamente a 39.000 personas, que siguieron a las 70.000 que fallecieron tres días antes, el 6 de agosto, en Hiroshima. Se calcula que en 1950 habían fallecido 340.000 personas por las dos bombas atómicas, sobre todo por enfermedades causadas por la exposición a la radiación ionizante.

Según datos del Comité Internacional de Cruz Roja (CICR), se estima que actualmente hay más de 14.000 bombas nucleares en todo el mundo, algunas de las cuales tienen un poder «decenas de veces más grande» que las lanzadas contra Hiroshima y Nagasaki.

PGS/RL/ Foto de portada: El Parque de la Paz de Nagasaki ha acogido la ceremonia por el 75 aniversario del bombardeo nuclear de la ciudad/ AFP.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: