Brasil sobrepasa las 120 mil muertes por COVID-19 y continúa sin controlar la epidemia

La tragedia vivida por Maria Nunes, una madre brasileña que perdió tres hijos a causa de la COVID-19, parece que se continuará repitiendo en la nación sudamericana a medida que las cifras de fallecidos siguen creciendo, sin que se observe un control sobre la epidemia.

Brasil se mantiene como el segundo país del mundo con más decesos por la enfermedad del nuevo coronavirus, con cifras que ya superan los 120 mil 200, de acuerdo con el Ministerio de Salud, y que aumentan en alrededor de 700 diariamente.

Las estadísticas reflejan tres millones 846 mil 153 contagios, y una tasa de letalidad (cifra de fallecidos por el total de casos) del 3,1 por ciento, mientras que la de mortalidad (número de decesos por cada 100 mil habitantes) alcanzó el 57,2, publica Prensa Latina.

Los números, sin embargo, no traducen la angustia de las familias que ni siquiera pueden despedir a sus seres queridos o el dolor frente a los ataúdes apilados en fosas comunes, como llegó a verse en Manaos, el lugar donde reside Maria Nunes.

Sao Paulo, con 29 mil 944 defunciones y 801 mil 422 casos positivos al SARS-CoV-2, es el epicentro de la pandemia en Brasil; en tanto Río de Janeiro le sigue los pasos con 16 mil 16 víctimas mortales y 22 mil 957 enfermos. En medio de todo ello el presidente, Jair Bolsonaro, sostiene la conducta irresponsable que ha tenido desde el inicio de la pandemia, al causar aglomeraciones sin respetar las medidas establecidas por las autoridades sanitarias.

Este domingo, por solo citar un ejemplo, en el municipio Caldas Novas, en el estado de Goiás (centro-oeste), se concentraron algunas personas debido a la visita del madatario a esa zona para inaugurar una planta de energía fotovoltaica, y los participantes, comenzando por Bolsonaro, no hicieron uso de la máscara de protección.

Acompañado por el gobernador estadual, Ronaldo Caiado, el presidente brasileño se acercó sin mascarilla a quienes lo esperaban, se tomó fotos y mantuvo contacto físico con ellos.

Para Bolsonaro, quien califica de histeria lo que sucede en torno al virus, seguramente los más de 120 mil brasileños que han perdido la vida por la COVID-19 son un invento del Ministerio de Salud, solo así podrían explicarse tales desatinos.

KMG/RL/Foto de portada:Getty Images

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: