Chile: Líder mapuche pone fin a su huelga de hambre

Después de 107 días en huelga de hambre, el líder espiritual mapuche Celestino Córdova depuso su protesta al llegar a un consenso con el gobierno de Chile.

La huelga de hambre de Córdova y otros 26 presos mapuches era para exigir la aplicación del Convenio 169, en lo concerniente a los pueblos originarios. Celestino aceptó la propuesta del Ministerio de Justicia, que le permitirá visitar su rewe (sitio de culto) por un máximo de 30 horas, y a la cual se llegó tras la mediación del Instituto Nacional de Derechos Humanos y otras instituciones, destaca hoy Prensa Latina.

El machi cumplirá primero una etapa recuperativa que inicia con su permanencia en el Hospital Intercultural de Nueva Imperial, en La Araucanía, hasta su recuperación física y espiritual.

Córdova deberá luego postular al Centro de Educación y Trabajo con el fin de obtener los derechos que permite este organismo y al obtener el cupo, podrá visitar su rewe en una única salida por un máximo de 30 horas. El ministro de Justicia, Hernán Larraín ofreció importancia a la apertura de un proceso de diálogo y consideró de positivo el fin de la huelga. “Ha sido muy importante este proceso de escucha, de respeto, de buena disposición, para así avanzar y construir una propuesta que ha sido elaborada en un proceso en donde hemos podido escuchar a mucha gente que nos ha permitido dar una solución que finalmente resolvió este conflicto”, agregó.

Larrín indicó que se han abierto “el camino del diálogo para lograr, a través de este proceso intercultural, modificar la normativa penitenciaria y así el día de mañana poder dar el más estricto cumplimiento al convenio 169 (de la Organización Internacional del Trabajo) que establece reglas en las cuales en cada Estado se deben respetar a los pueblos originarios”.

Sobre la situación de los demás reos se planteó que al momento que depongan la huelga, no sufrirán sanciones disciplinarias por Gendarmería.

Como continuación de la incorporación de criterios de pertinencia cultural en las cárceles, se implantarán locales especiales para pueblos originarios en establecimientos donde exista un número adecuado de privados de libertad de esas etnias.

El acuerdo fue bien recibido y generó criterios en favor de los derechos de la comunidad mapuche. Al respecto la diputada de izquierda Karol Cariola dijo que el acuerdo es un piso mínimo para próximos tratos con el pueblo mapuche.

Mientras tanto la diputada independiente Claudia Mix dijo esperar que “sirva para establecer una nueva relación con el pueblo mapuche y que ante las demandas legítimas de los huelguistas, lo menos que podía hacer el gobierno, era comprometerse a cumplir el Convenio 169, del cual Chile es signatario.”

Las protestas en contra de la atención paupérrima del Gobierno chileno a los presos mapuches llegaron de todas partes del mundo, donde los activistas e intelectuales exigen el reconocimiento a los derechos indígenas y han condenado la criminalización de la protesta, la militarización y el hostigamiento como forma de responder a las demandas del pueblo mapuche y a la lucha por su territorio.

DGP/RL/Foto de portada:

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: