Ciudad tailandesa es invadida por monos

La creciente tendencia de las zoonosis en poblaciones humanas es atribuida a la degradación del entorno natural —mediante la explotación de la tierra o de la vida silvestre, la extracción de recursos, el cambio climático y otras formas de presión a la naturaleza—, de lo cual es un ejemplo la COVID-19.

Así define un informe de la ONU la insostenibilidad de las perspectivas de desarrollo prevalecientes en las sociedades humanas, un enfoque recurrente a la hora de prever un potencial reservorio de enfermedades zoonóticas y de explicar por qué la ciudad tailandesa de Lopburi se ha visto afectada por la invasión de al menos 8.400 monos, publica Rusia Today al citar un reporte deThe New York Times.

De acuerdo con la nota, la respuesta en Lopburifue la siguiente: “las autoridades de vida silvestre han comenzado una campaña de esterilización para controlar su población de estos primates. Durante junio, más de 300 animales fueron operados, y se espera que otros 200 sean esterilizados en agosto”.

Pero —indica el reporte—, los monos lograron identificar y evitar a los trabajadores del departamento de vida silvestre, quienes portaban uniformes con estampados de camuflaje y atraían a los animales a las jaulas con comida. Así que los funcionarios se vieron en la necesidad de cambiar de vestuario y parecerse alos turistas.

«Los monos son inteligentes. Se acuerdan», comentó Narongporn Doodduem, director de un departamento local de conservación de fauna.

 “La Policía local no ha logrado controlarlos”, asegura el texto, ni con estas últimas operaciones ni con otras precedentes realizadas durante los últimos años.

Los primates han ocupado edificios abandonados, destrozado establecimientos, atacado a la población local y causado daños a los automóviles estacionados”.

El reporte refiere además que antiguamenteestos primateseran venerados por las comunidades budistas de la región, habitaban en los templos y ruinas de la antigua civilización jemer que hay en la ciudad. “No obstante, su número ha crecido descontroladamente y ahora dominan unas cuantas cuadras de Lopburi”.

Según el agente Nirad Pholngeun, quien ha patrullado la misma área por cinco años, asegura haber visto la población de primates aumentar de forma alarmante. «En un abrir y cerrar de ojos hay más monos. Y muchas crías».

Otro detalle revela como estos monosde Lopburise han adaptado a la vida urbana: “su dieta se basa en comida chatarra o de bajo nivel nutricional, y tienen menos músculos y menos pelaje que los silvestres, además de ser más susceptibles a padecer de hipertensión y enfermedades sanguíneas”, explicó Narongporn Doodduem.

FP/RL/ Video: RT/ Foto de portada: Soe Zeya Tun / Reuters.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: