Cuba mantiene vigilancia sobre actividad ciclónica en el área del Caribe

Cuba se mantiene atenta a la evolución de la actividad ciclónica en el área del Caribe, ante la posibilidad de afectaciones debido a los organismos que circulan actualmente.

El Presidente Miguel Díaz-Canel, durante la reunión del grupo temporal de trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus, y luego de la explicación que sobre el panorama meteorológico ofreciera allí el jefe del Estado Mayor de la Defensa Civil, Ramón Pardo; llamó a que los consejos de defensa de todo el país estuvieran alertas, por si fuera necesario activarlos y poner en fase informativa a algún territorio.

A las seis de la tarde de este viernes la tormenta tropical «Laura», uno de los dos organismos que sigue de cerca el Instituto de Meteorología de la Isla (Insmet), tenía un desarrollo con poco cambio en cuanto a organización e intensidad y, de acuerdo con los especialistas, los modelos de pronóstico reflejaban una gran incertidumbre en cuanto a su trayectoria.

Laura se desplazaba con rumbo oeste y se aproximaba al grupo norte de las Antillas Menores a una velocidad de 28 kilómetros por hora, con vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora y rachas superiores. Se esperaba que en las próximas 12 a 24 horas mantuviera valores similares, aunque con posibilidades de ganar algo en organización e intensidad.

De continuar de esa manera, el próximo domingo 23 las condiciones del tiempo se deteriorarían en la región oriental de la nación caribeña, incrementándose los nublados, las lluvias, la fuerza del viento y las marejadas.

En tanto, la depresión tropical Catorce, cuyas áreas de lluvia más intensa se localizan a cientos de kilómetros al norte del centro de la circulación, desde la mañana de este viernes provocaba precipitaciones en la zona occidental de la Mayor de las Antillas.

El aviso de ciclón tropical emitido por el Insmet en la tarde, alertaba que con el movimiento del sistema al noroeste, las lluvias podían llegar a ser fuertes e intensas en algunas localidades durante la jornada del sábado. De igual forma se pronosticaba el aumento en la altura de las olas, ocasionando marejadas en el sur de la provincia de Pinar del Río y el municipio especial Isla de la Juventud.

La depresión tropical Catorce tenía vientos máximos sostenidos de 55 kilómetros por hora, con rachas superiores, y una velocidad de traslación de alrededor de los 20 kilómetros por hora.

En las próximas 12 a 24 horas debía mantener un rumbo próximo al noroeste y podría convertirse en la tormenta tropical Marco, antes de tocar tierra en la península de Yucatán.

KMG/RL/ Imagen de portada: WFTV.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: