Denuncian en Bolivia despliegue de efectivos militares y policiales para intervenir en protestas sociales

El Gobierno de facto en Bolivia movilizó, este lunes, efectivos policiales y militares en el Departamento de Santa Cruz, con el propósito de terminar con los bloqueos que encabezan los movimientos progresistas como protesta ante el aplazamiento reiterado de las elecciones presidenciales en ese país, informó Telesur.

Yerko Núñez, ministro de facto de la actual presidencia dijo, durante una entrevista con la Revista Al Día Bolivisión, que las principales ciudades de la nación “amanecen militarizadas para precautelar la seguridad de los ciudadanos”.

Sin embargo, la seguridad ciudadana de la que habló Núñez no ha estado en riesgo, pues desde la instalación de bloqueos en los caminos, el lunes pasado, la Central Obrera Boliviana (COB) y organizaciones sociales afines al Movimiento al Socialismo (MAS), aseguran que se ha permitido el paso de camiones cisterna con oxígeno medicinal para los hospitales que enfrentan la COVID-19.

De esta manera, declararon que continuarán en huelga hasta alcanzar un acuerdo que permita la celebración de las elecciones en el mes de septiembre.

En tal sentido, Juventudes del Movimiento al Socialismo-Instrumento Político para la Soberanía de los Pueblos (MAS-Ipsp) convocó a respaldar la huelga de hambre impulsada por agrupaciones sociales frente al Tribunal Supremo Electoral (TSE), en “demanda de la recuperación de la democracia en el país”.

A 10 meses del golpe de Estado contra el expresidente Evo Morales, la directiva departamental del ala juvenil masista en La Paz llamó a las fuerzas regionales de todo el país a acompañar la protesta como rechazo a la manipulación de los comicios generales.

En las últimas horas-reporta Telesur-Juventudes “Waris”, de Warisata, en el departamento de La Paz, se sumó a las protestas. A su vez, los Ponchos Rojos, organización indígena con base en la región andina de Omasuyos, convocó a los campesinos de otras provincias para marchar en masa hacia la capital con el objetivo de cercar la sede del Gobierno.

Por otra parte, pobladores y organizaciones sociales del municipio de Zudañez y de Santa Rosa denunciaron los atropellos de la Administración de Jeanine Añez y cómo grupos paramilitares atacaron con proyectiles a los ciudadanos que se encontraban en una de las movilizaciones.

Mientras, en Cochabamba, las manifestaciones se mantienen por séptimo día consecutivo y a partir de este lunes radicalizarán los bloqueos a la altura del kilómetro 128 de la carretera Cochabamba-Oruro. Frente a ese panorama, la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados repudió los mecanismos de represión del Ejecutivo de facto contra la población boliviana, al ordenar reprimir de manera ordinaria y abusiva a los manifestantes que reclaman sus reivindicaciones sociales.

PGS/RL/Foto de portada:EFE

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: