EEUU: La nueva doctora favorita de Trump cree que tener sexo con demonios y tomar hidroxicloroquina es eficaz contra la COVID-19

Vuelve a la palestra el debate acerca de la supuesta eficacia de la hidroxicloroquina para combatir el coronavirus, tema que ha calentado las redes sociales en Estados Unidos luego de que diera positivo a la Covid-19 Randy Fine, representante republicano por Palm Bay, en Florida.

De acuerdo con un reporte de Yahoo Noticias, el político lucha contra la enfermedad y después de dos semanas publicó en Facebook que sus síntomas incluyen fiebre recurrente y tos, y comentó que el tratamiento con hidroxicloroquina que había seguido fue ineficaz.

El reporte del periodista Alessandro Marazzi Sassoon cita al legislador cuando escribió: “He tenido resfriados en innumerables ocasiones. Nunca había lidiado con algo como esto. Y para aquellos que quieren creer que la hidroxicloroquina cura, digo que también estuve tomándola y no me opongo a su uso, pero estoy cansado de que la gente crea que es mágica”, revelación que desencadenó un debate sobre la hidroxicloroquina en su página de Facebook.

Randy Fine optó por hacerse un selfie para que lo vieran en su cama de hospital en el Centro Médico Regional de Holmes, el pasado 4 de agosto, y luego dijo sentirse frustrado al diario Florida Today porque cada vez que “actualizaba mi estado, las personas me decían que si tomaba la hidroxicloroquina me curaría como por arte de magia, y yo la estaba tomando”.

Antes de que la ciencia validara la eficacia del medicamento el Presidente Donald Trump se apoderó de la droga y, junto con aliados como el gobernador de Florida, Ron De Santis, compró grandes cantidades. Sin embargo, el consenso científico es que no existe un impacto medible al tomar el medicamento, por lo que las autoridades de salud desaconsejaron su uso.

Pero la semana pasada Trump promocionó de nuevo la hidroxicloroquina después de que un grupo de médicos autodenominados “Médicos en primera línea de Estados Unidos” publicara un video de una de ellos, Stella Immanuel, que se hizo viral, en el que afirma que una combinación de hidroxicloroquina, azitromicina y un suplemento nutricional de zinc es curativa. Pese a que las redes sociales eliminaron el video, Trump y las principales personalidades de la derecha lo volvieron a publicar.

Las credenciales de la doctora Immanuel han sido objeto de críticas por sus afirmaciones anteriores que aseguran que ciertas enfermedades de la vida real se deben a mantener relaciones sexuales con demonios. La nueva doctora favorita de Trump cree en el ADN alienígena, y ahora afirma que el sexo con demonios combinado con hidroxicloroquina es eficaz contra la COVID-19.

Algunos estados han restringido el acceso a la hidroxicloroquina para evitar el acaparamiento que pone en peligro su disponibilidad para los pacientes con lupus que sí lo necesitan. El Subsecretario de Salud, Brett Giroir, miembro del equipo de coronavirus de la Casa Blanca dijo el domingo que era hora de “seguir adelante” y que el gobierno no recomienda tratamientos.

LG/RL/ Foto de portada: Getty Images.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: