EEUU: Procuradora General de Nueva York busca disolver la Asociación Nacional del Rifle tras una investigación por fraude

La Fiscal General de Nueva York pidió disolver la Asociación Nacional del Rifle (ANR), luego de una investigación de 18 meses que encontró evidencia de que el poderoso grupo está “plagado de fraude y abuso”, según publica la agencia EFE.

La Procuradora General Letitia James, quien ocupó ese cargo en 2018, afirma en una demanda que encontró mala conducta financiera en millones de dólares ya que los altos ejecutivos de la ANR usaron mal los fondos de caridad para beneficio personal, otorgaron contratos a amigos y familiares y proporcionaron contratos a ex empleados para garantizar la lealtad.

Según EFE, “tratar de disolver la NRA es la sanción más agresiva que James podría haber buscado contra la organización”, que dice no tener fines de lucro, y sobre la cual tiene jurisdicción porque está registrada en Nueva York. La fiscal ejerce su autoridad frente organizaciones sin fines de lucro en el estado, incluida la de obligarlas a suspender sus operaciones o disolverlas.

Según apuntó la procuradora en un comunicado “la influencia de la NRA ha sido tan poderosa que no fue controlada durante décadas, mientras que los altos ejecutivos canalizaron millones a sus propios bolsillos”. Agregó que “buscamos disolver la NRA, porque ninguna organización está por encima de la ley”.

La demanda de James enumera docenas de ejemplos de presuntas irregularidades financieras, incluido el uso de fondos de la NRA para vacaciones y safaris en África, aviones privados, entre otras irregularidades. En una declaración, su oficina dijo que los ejecutivos de la organización caritativa “instituyeron una cultura de autogestión, mala administración y supervisión negligente” que contribuyó al “desperdicio y pérdida de millones de activos”.

Además incluye nombres de varios de sus ejecutivos actuales y anteriores, como el vicepresidente ejecutivo Wayne LaPierre, el asesor general John Frazer, el ex director financiero Woody Phillips y el ex jefe de gabinete Joshua Powell, a quienes la corte, de acuerdo con la demanda, deberá ordenarles que paguen las ganancias ilegales. También busca eliminar a LaPierre y Frazer del liderazgo de la organización y evitar que las cuatro personas nombradas vuelvan a servir en la junta de alguna organización benéfica en Nueva York.

LaPierre ha ocupado el primer puesto en la organización durante casi 30 años. En 2017 dio fuerte apoyo a Trump, y se convirtió en uno de sus más leales defensores con más de 30 millones de dólares de fondos aportados a su candidatura, según publicaron entonces varios medios.

Hace cuatro años, la cara de Wayne LaPierre apareció en todas las primeras planas de los periódicos de Nueva York. Le llamaban «loco por las armas» y «chiflado«, cuando se negó a reconocer que las armas que defiende fueran responsables de los asesinatos masivos en escuelas.

En su segunda semana como presidente, Trump citó a LaPierrea la Casa Blanca para una reunión de líderes conservadores, encuentro en el que el presidente prometió apoyar una agenda proarmas.

LG/RL/ Foto de portada: Archivo/ BBC.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: