EEUU: Tramposa propuesta fiscal de Donald Trump en medio de la pandemia

La imagen del Presidente de Estados Unidos jugando golf el fin de semana pasado en el TrumpNational Golf Club enNueva Jersey, tenía más de un propósito. Ese día, sábado 8 de agosto,también firmó una orden ejecutiva durante una conferencia de prensa luego de la partida,según publica el sitioYahoo Finanzas.

De acuerdo con el comentario publicado, “los trucos y las trampas abundan durante el culebrón de verano” previo a las campañas presidenciales, pero,al parecerDonald,Trump está dejando el listón muy alto (o muy bajo).

En el memorando presidencial del 8 de agosto, Trump ordenó al Departamento del Tesoro que “aplace” del 1 de septiembre al 31 de diciembrela recaudación del impuesto sobre la renta salarial que paga la mayoría de los estadounidenses. Dicho impuesto sobre la renta salarial es una deducción obligatoria que ayuda a financiar la Seguridad Social y el Medicare.

Dado que se trata de un aplazamiento de los impuestos y no una exención, los trabajadores podrían acumular la deuda y pagarla en 2021. Quienes más necesitan el dinero para comprar productos básicos en este momento serían los menos indicados para pagar la deuda el próximo año. La solución obvia es convertir el aplazamiento de los impuestos en un recorte fiscal permanente una vez que el dinero sea devuelto.

Trump dice que lo hará si es elegido para un segundo mandato. Tras firmar la orden ejecutiva el 8 de agosto, Trumpaseguró que “eliminará” el impuesto definitivamente si sale reelegido, de modo que nadie tendrá que pagarlo de forma retroactiva.

Por su parte, su adversario demócrata JoeBiden afirmó que el recorte de impuestos de Trump es “imprudente” y lo caracterizó como un ataque a la Seguridad Social.

Si gana el demócrata, tendrán que devolver el dinero. Trump es el que da, Biden el que quita. La fórmula aplicada por el magnate es sencilla: un voto para él es un voto para que el trabajador se quede con el dinero. El dilema radica en que quedarían desprotegidos esos programas tan populares.

Pero, aclara la nota de Yahoo Finanzas, es el Congreso el que tendría que aprobar la ley para perdonar el impuesto adeudado. “Está claro que Trumpno puede cancelar, aumentar o reducir los impuestos por su cuenta sin una ley”.

El articulista se pregunta por qué el presidente espera a ser reelegido para cancelar este impuesto.La respuesta es que el Congreso no lo aceptará, ni ahora, ni en 2021. La defensa de la Seguridad Social y el Medicare es una misión del Partido Demócrata y tampoco hay muchos republicanos dispuestos a dejar de financiar estos programas.

Bidenha dicho, por el contrario, que prevé aumentar los impuestos. Así Trump tendrá fácil etiquetarlo como el aguafiestas que recauda impuestos. La diferencia es que Biden quiere aplicarlo solo a aquellos que ganan como mínimo 400,000 dólares al año, o sea, a los más ricos, concluye la nota.

LG/RL/ Foto de portada: CNN.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: