Estados Unidos califica al Instituto Confucio como misión extranjera china destinada a promover propaganda comunista en el país

El secretario del Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, ha anunciado este jueves que su país ha designado al Instituto Confucio en Estados Unidos como una misión extranjera de la República Popular China. Asimismo, el organismo ha sido calificado como «una entidad que promueve la propaganda global de Beijing y la campaña de influencia maligna” en universidades de Estados Unidos y escuelas en general, según reporta la cadena de noticias RT.

La paranoia anti china ha llevado a la Casa Blanca a afirmar que los Institutos Confucio “financiados por la República Popular China forman parte del aparato de propaganda e influencia del Partido Comunista Chino«, reza el comunicado oficial del gobierno.

Asimismo, el documento señala que la administración de Trump prioriza «buscar un trato justo y recíproco por parte de la República Popular China» y destaca que China ha tenido un «acceso libre y abierto a la sociedad estadounidense».

Esas instituciones públicas que funcionan en diversos países para tender puentes y facilitar el intercambio cultural entre China y el resto del mundo, ahora en Estados Unidos son vistas como un peligro porque de acuerdo con el comunicado citado, “la República Popular China se ha aprovechado de la apertura de Estados Unidos para emprender esfuerzos de propaganda a gran escala e influir en operaciones en este país».

O sea que, facilitar el conocimiento del idioma chino y diversas manifestaciones tradicionales de esa nación asiática, como manualidades, porcelana, caligrafía y medicina, entre otras, son armas de una maquinaria dañina y peligrosa, según la Casa Blanca.

El secretario de Estado, Pompeo, concluyó que el objetivo que persiguen es que los trabajadores de los centros educativos estadounidenses «puedan tomar decisiones informadas» sobre si los programas «respaldados por el Partido Comunista Chino» deban de continuar, y en el caso afirmativo, de qué manera.

La arremetida ha repercutido en las universidades de todo Estados Unidos que ya examinanel plan de estudios de los Institutos Confucio y el alcance de la influencia de China en sus sistemas educativos. “El país quiere asegurarse de que los estudiantes en los campus estadounidenses tengan acceso al idioma chino y las ofertas culturales, libres de la manipulación del Partido Comunista Chino y sus representantes», aseguró Pompeo.

LG/RL/ Foto de portada: Wikimedia Commons/ Archivo.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: