Estados Unidos utiliza pandemia de COVID-19 para recrudecer el bloqueo y usarlo como arma política contra Cuba

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, denunció hoy que el plan de Estados Unidos contra su país es aprovechar la pandemia de COVID-19 para aumentar el costo del bloqueo económico, incrementar las carencias y provocar el sufrimiento del pueblo cubano, así como restringir las fuentes de ingreso y obligar a la población a enfrentar dificultades mayores.

Al hacer la afirmación en su cuenta de Twitter, el mandatario compartía la etiqueta #AquíNoSeRindeNadie, en alusión a la decisión de la isla de no ceder ante las presiones y amenazas de la potencia vecina. Sobre el tema el director general de Estados Unidos de la Cancillería de la nación caribeña, Carlos Fernández, en un artículo publicado en el diario Granma manifestó que la estrategia estadounidense es presentar las carencias materiales como deficiencias del modelo político y económico cubano.

Lo anterior fue explicado abiertamente por el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak, quien durante intercambio con la prensa para informar sobre las acciones de la Administración Trump, en coordinación con la Organización de Estados Americanos (OEA) y otros grupos regionales, para “profundizar la democracia en el hemisferio occidental”, explicó cuál es la ruta a seguir con relación a Cuba.

Fernández señaló que lejos de dedicar los recursos, y el talento profesional y científico que abundan en Estados Unidos, y orientarlos a salvar a su población del contagio del SARS CoV-2, ese Gobierno “se propuso castigar” a quienes con muchos menos recursos tienen éxito en su enfrentamiento.

Con ese propósito desatan una campaña de difamación contra la cooperación médica de la nación caribeña, y amenazan y chantajean a los países que la solicitan y reciben, explicó el diplomático. Asimismo, desalientan a los posibles viajeros, todo con el objetivo de frenar los ingresos de la industria turística.

El director de Estados Unidos de la Cancillería refirió que, en el contexto de las elecciones, la Casa Blanca incrementa la propaganda dirigida a incentivar odio, resentimiento e ilusiones de revancha entre determinados sectores de los estadounidenses de origen cubano, cuyos votos tratan de capturar. Para ello emplean fondos millonarios, las redes sociales y laboratorios de comunicación, tratando de presentar a Cuba como “un país inviable, decadente, con una miseria extendida y merecedor de acciones cada vez más hostiles” por parte de Washington.

Estados Unidos comete un crimen al castigar a la población cubana en su conjunto, con sus medidas económicas coercitivas, enfatizó Fernández, quien reiteró que esa nación no tiene el derecho ni la autoridad moral para proponerse interferir en los asuntos internos de la isla.

Su actuación transgrede el Derecho Internacional y la soberanía de terceros Estados, al imponer restricciones a la actividad comercial de empresas de esos países con Cuba, detalló. Atenta además contra los derechos humanos de varios países, “al pretender impedir, con amenazas y represalias, que acudan a la cooperación médica internacional” cubana.

Estados Unidos, con todo su poderío, no tiene la capacidad de doblegar la voluntad de la nación caribeña, remarcó el diplomático, y añadió que aun cuando le genera inmensas dificultades económicas y le impone obstáculos enormes a su desarrollo y bienestar, “no tiene la posibilidad de hacernos renunciar al socialismo”.

Washington tiene el poder para que otros Estados acaten las “medidas económicas coercitivas e ilegítimas” que aplica contra la mayor de las Antillas, sin embargo, no puede hacer que esta ceda un ápice en su soberanía y autodeterminación, insistió.

Reafirmó que Cuba está dispuesta a encontrar una forma de convivir respetuosamente con la nación vecina e intentar resolver sus diferencias por vías diplomáticas. En ese sentido, destacó que los vínculos entre sus pueblos continúan ampliándose, con independencia de la relación intergubernamental; y que existen “áreas de interés común y campos en los que conviene a ambos países buscar entendimiento, e incluso cooperar”.

KM/RL/Foto de portada:PL

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: