Oliver Stone aboga por Premio Nobel de la Paz para médicos de Cuba

El cineasta norteamericano Oliver Stone declaró su admiración por la labor humanitaria de los médicos cubanos tras firmar la petición de otorgamiento del Premio Nobel de la Paz a la brigada médica Henry Reeve.

«Siempre he admirado la labor humanitaria de los médicos cubanos en tantos países afectados por pandemias, desastres naturales y enfermedades prevenibles. La Brigada Henry Reeve merece el Premio Nobel de la Paz. Unirse @CubaNobel áy firme la petición hoy!«, instó el realizador en su perfil en la red social Twitter.

A continuación el artista expone un hipervínculo al sitio web, donde cualquier persona puede manifestar su apoyo a esta campaña.

Tres premios Oscar y cinco Globos de Oro distinguen la trayectoria profesional de Stone, un realizador que suele inspirarse en hechos reales para concebir la mayoría de sus obras.

Gran parte de los lauros los obtuvo por Pelotón (1981), Wall Street (1987) y Nacido el 4 de julio (1989), pero sus provocaciones desde el cine cruzaron más límites cuando dio forma en 1990 a JFK: caso abierto, donde plantea la existencia de una conspiración para asesinar al presidente Kennedy.

Tampoco gustó su biopic Nixon (1995), magistralmente interpretado por Anthony Hopkins, y filmada un año después de triunfar en la taquilla con Asesinos natos, versión satírica de Stone de un libreto de Quentin Tarantino.

En 2003, estrenó Comandante, en torno a la figura del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, y continuó inmerso en trabajos de corte histórico con la realización en 2004 de Alexander, sobre la vida de Alejandro Magno, caracterizado por el popular artista irlandés Colin Farrell.

A esta obra le siguió en 2006 World Trade Center, una cinta protagonizada por Nicolas Cage en la cual el realizador abordó el impacto humano de la destrucción de las Torres Gemelas de Nueva York, el 11 de septiembre de 2001.

Otras vez la crítica se dividió cuando en 2008 configuró un biopic sobre la vida del expresidente de Estados Unidos George W. Bush, bajo el título de W, pero en lugar de amedrentarse el cineasta filmó el documental Al sur de la frontera (2009), sobre el resurgir de la izquierda en América Latina.

Esta pieza resalta en especial la revolución acontecida en Venezuela durante el gobierno de Hugo Chávez, a quien Stone dedicaría en 2014 Mi Amigo Hugo, a modo de homenaje en el primer aniversario de la muerte de ese líder latinoamericano.

Otra de las obras inquietantes del director fue la película Snowden (2016), sobre las alarmantes revelaciones del antiguo empleado de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional), Edward Snowden.

Tomado de Prensa Latina/ Foto de portada: RTVE/ Archivo.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: