Bolivia: Denuncian el caso de corrupción más grande desde la época de las dictaduras

Cuando falta menos de un mes para las elecciones presidenciales, en Bolivia estalló “el escándalo más grande desde la época de las dictaduras”, según aseguró la jefa anticorrupción de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Silvia Sandoval.

De acuerdo con Sandoval, en 11 casos investigados por la Fiscalía, se habrían cometido irregularidades a partir de las órdenes del coronel Iván Rojas del Carpio, director Nacional de la FELCC.

Así, con la publicación de tres informes, dos de ellos dirigidos al subcomandante de la Policía, el general Ronald Suarez Balderrama, quien renunció al cargo la pasada semana, y el otro, al Ministro de Gobierno, Arturo Murillo, se acusa a Rojas del Carpio por armar procesos contra ex autoridades y militantes del partido izquierdista Movimiento al Socialismo (MAS), encabezando el grupo operativo de persecución política en Bolivia.

En los informes, la oficial de policía señala que, en diferentes casos, fueron ejecutados órdenes de aprehensión, allanamientos, citaciones, y operativos de forma ilegal, contraviniendo el procedimiento jurídico establecido, por órdenes del coronel Iván Rojas en coordinación con la Fiscalía Departamental de La Paz, quienes se encargan de subsanar supuestos errores procedimentales.

Además, Sandoval denunció la relación existente entre Rojas y altos funcionarios del Gobierno de facto de Jeanine Áñez y aclaró que, al negarse a ser cómplice de esas irregularidades y por la falta de atención del Comando General de la Policía y de Murillo, está siendo víctima de acoso y persecución.

Entre los once casos aludidos se encuentra el del “Banco Central de Bolivia”, donde Sandoval aduce que el 13 de diciembre, al momento de prestar declaración el ex presidente del banco, Pablo Ramos Sánchez, de 83 años de edad, presentó certificado médico poniendo en evidencia el padecimiento de una enfermedad, ante lo cual, Iván Rojas ordenó presionar al fiscal para que se procediera a su aprehensión.

Dentro del caso del ex ministro de Gobierno, Carlos Romero, acusado de corrupción en un proceso asociado a la compra de helicópteros para una unidad especial de las fuerzas de seguridad, Sandoval denunció cómo Rojas ordenó el allanamiento y precintado del domicilio de Romero sin poseer una orden judicial ni presencia de fiscal. Con igual procedimiento, ordenó la aprehensión de la abogada de Romero, Mónica Ramírez.

Por otra parte, en los informes también son denunciados los operativos ilegales que violaron las normas nacionales e internacionales en el caso de aprehensión sin orden judicial de dos ex autoridades, Félix Navarro y Pedro Damián Dorado, quienes se encontraban asilados en la residencia de la embajadora de México en Bolivia.

El 28 de enero, sin conocimiento previo de la investigadora del caso, Rojas maniobra con el propósito de obtener una citación para Luis Arce. Posteriormente, en declaraciones públicas se denunció este procedimiento como parte del amedrentamiento que realiza el Gobierno de Áñez contra las autoridades del MAS.

De esta forma es posible constatar cómo la persecución política a partir de la manipulación de la justicia en diferentes casos tiene un objetivo bien definido: apresar a ex autoridades, dirigentes y militantes del MAS, el cual actualmente lidera la intención de voto en la nación andina.

PGS / RL / Foto de portada: Rolando Andrade Stracuzzi

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: