Brasil: Los pueblos originarios presentarán candidatos en las elecciones de 2020

Por Poliana Dallabrida. 

Por primera vez, la Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil creó una plataforma para reunir y apoyar candidatos.

El avance de las invasiones a tierras indígenas, la deforestación, el acoso a organismos públicos como la Fundación Nacional Indígena (Funai) por parte de ruralistas como el secretario de Tierras Nabhan García y la crisis provocada por el nuevo coronavirus son algunos de los escenarios que preocupan a los pueblos originarios del Brasil. En este contexto de amenazas, los candidatos indígenas comienzan a movilizarse en todo el país para las elecciones municipales de este año.

La Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil (Apib) reunió virtualmente, el día 11, a cientos de precandidatos indígenas y presentó una plataforma de apoyo a las postulaciones, coordinada por Mídia Ninja. El objetivo es reunir a candidatos indígenas de otros sectores progresistas y apoyarlos con reuniones y cursos de capacitación en política, herramientas de comunicación y otras estrategias para ayudar a construir campañas democráticas y diversas.

En las elecciones municipales de 2016, el número de candidatos indígenas correspondió al 0,35% del total, según el balance del Tribunal Superior Electoral (TSE). De los 496.900 candidatos para las elecciones de ese año, solo 1.700 eran indígenas. Con la preparación de las precandidaturas, Apib espera que este número de candidatos a concejales, alcaldes y vicealcaldes sea mucho mayor en las elecciones municipales de 2020.

La participación activa en la política es vista como uno de los frentes para evitar mayores retrocesos y garantizar la defensa de los derechos de los pueblos. “A través de la política de partidos, tenemos una estrategia para defender nuestros derechos que pueden ser usurpados y excluidos en la oscuridad de la noche”, dice Mário Nicácio Wapichana, quien se postula como teniente de alcalde del municipio de Bonfim, a 126 kilómetros de Boa Vista, capital de Roraima. «Aunque mucha gente está traumatizada por los escándalos de corrupción».

El candidato afirma que la estrategia pública de Apib para preparar a los indígenas para la disputa electoral no tiene precedentes. «Apib y Coiab siempre han hecho que la participación en las elecciones sea algo tímida», dice. “La iniciativa de Apib hoy es una estrategia de afrontamiento para garantizar los derechos. Es una estrategia muy importante para los precandidatos a concejales, alcaldes y vicepresidentes. Es decir que no están solos”.

Apib apunta al acoso de los pueblos indígenas por parte de los partidos

Mediante una nota, la organización muestra preocupación por el hostigamiento de diversos partidos políticos contra los indígenas y pretende, a través de reflexiones y análisis, evitar que los potenciales candidatos sean “víctimas de maniobras políticas, engaños y falsas ilusiones que en muchos casos se han revertido en nuestra contra”.

«A pesar de que se ven afectados por la distancia social», dice Apib, para ella es importante «iniciar discusiones a nivel local y regional sobre la necesidad de lanzar cada vez más candidatos indígenas a la contienda en estas próximas elecciones».

Apib destaca la importancia de elegir representantes indígenas dentro de la política partidaria, aún con todas las limitaciones de la democracia liberal, «en una tesis representativa, débilmente participativa y menos popular, y aún seriamente amenazada por el gobierno de Jair Bolsonaro».

Tenemos, por tanto, el desafío de ocupar estos espacios, para luchar por una verdadera democracia representativa, participativa y popular”, dice la organización.

El objetivo es que los representantes sean designados no solo por la ruta clásica del partido, sino a través de diferentes colegios electorales o mecanismos autónomos de su propia organización social: espacios colectivos de decisión, grandes asambleas, plenarios o congresos. «Sin dejar de soñar, más aún, con las posibilidades de tener un Parlamento Indígena».

En Boa Vista, las mujeres lideran la renovación

Ariene Susui, de 23 años, es el primero de ocho hermanos de Aldeia Truaru da Cabeceira, en Boa Vista, en completar la educación superior. El joven indígena Wapichana se prepara ahora para el próximo desafío: ser el primer concejal indígena en la capital de Roraima.

Cuando salimos de las comunidades indígenas y llegamos a la ciudad, estábamos a merced”, dice Susui. “Hay más de 20 mil indígenas en un contexto urbano en Boa Vista. ¿Por qué ya no tienen representantes indígenas en el ayuntamiento?

Al igual que Mário Nicácio, Ariene Susui cree que la crisis del nuevo coronavirus sirvió para movilizar a los indígenas a postularse para las elecciones de este año.

“Con la pandemia, nos dimos cuenta de que solo teníamos un representante allí [el Congreso]”, dice Susui. “Joênia abrió este espacio para decir ‘podemos, somos capaces’. En tiempos de bolsonarismo, si no elegimos a nuestros representantes, sufrimos aún más las consecuencias. Es como si fuera una respuesta a estos tiempos difíciles”.

La joven Wapichana cree que la política electoral es una de las estrategias para frenar el avance de las agendas anti-indígenas a nivel municipal, estatal y federal. «Lucharemos con las mismas armas», dice. «Si es el lugar donde se toman las decisiones, tenemos que organizarnos para llegar a estos espacios, sobre todo nosotras, mujeres, indígenas y jóvenes».

Candidatura colectiva en Florianópolis

La idea coincide con la de la indígena Jozileia Daniza Jagso Kaingang, de Florianópolis. Se unió a otros cinco miembros de movimientos sociales en una apuesta colectiva para competir por un puesto en el Ayuntamiento. “Somos un colectivo de mujeres, cada una en una red, precisamente porque hay una conexión de trabajo entre mujeres indígenas y no indígenas”, explica la candidata del PSOL.

«Nunca me había imaginado postulándome para un partido político«, dice Jozileia Kaingang. “Hago muy bien política en otros espacios, pero hemos estado discutiendo mucho la presencia de mujeres indígenas en estos espacios de poder, enfocándonos en decisiones que van a interferir en nuestras vidas. Necesitamos dar un paso para cambiar, para mejorar. En este paso, debemos ponernos como un instrumento de cambio”.

Licenciada en Geografía, Jozileia Kaingang se mudó de la región occidental del estado, el lugar de nacimiento del pueblo Kaingang en Santa Catarina, para realizar una maestría en Antropología Social en la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC), donde ahora está cursando su doctorado. Entre 2016 y 2020 fue coordinadora pedagógica de la Licenciatura en Interculturalidad Indígena en la misma universidad.

Afirma que los espacios de discusión colectiva creados en los últimos años han servido para incentivar las candidaturas de los campos indígenas y progresistas. “En estas elecciones tendremos un boom de candidatos indígenas”, señala. «Si no estuviéramos discutiendo este lugar de las mujeres, este lugar de expresión en estos espacios de poder, ciertamente no habría solicitado».

La ofensiva anti-indígena, consecuencia del avance de la extrema derecha en el país, incrementó la necesidad para elegir candidatos indígenas en el país.

«Aunque siempre hemos tenido aliados, es muy diferente cuando estás dentro», dice Jozileia Kaingang. «Cuando estás dentro del espacio del poder, puedes influir en tus pensamientos y ganar gente que se opuso o que no entendió bien cuál era la agenda de lucha de los pueblos indígenas».

Formar alianzas estratégicas con las autoridades locales

El vicepresidente de la Coordinación de Organizaciones Indígenas de la Amazonía Brasileña (Coiab), Mário Nicácio Wapichana, será candidato a vicealcalde en Bonfim (RR) por Rede, cuya diputada federal Joênia Wapichana es su principal articulador en el estado.

La parlamentaria fue la primera mujer indígena en ocupar un escaño en el Congreso y la segunda indígena elegida después del cacique Xavante Mário Juruna, elegido con 31 mil votos por el PDT de Río de Janeiro en 1983. Solo en Roraima, la Red ya anunció la candidatura de 32 indígenas a alcaldías y ayuntamientos.

La lista de Nicácio está compuesta por el actual alcalde de Bonfim, Joner Chagas, que aspira a la reelección. Chagas está afiliado a PRTB, el mismo partido que el vicepresidente Hamilton Mourão, y cuenta con el apoyo del ala menos conservadora de productores y comerciantes rurales del municipio. “Sabemos que estamos en un terreno en el que no necesitamos correr demasiado rápido, pero ni siquiera pensamos que todo esté bien”, resume Mário Nicácio.

Explica que los indígenas representan alrededor del 30% del electorado del municipio. “Solo, no ganaría”, señala Wapichana. “Y siempre perdimos también. Por eso decidimos, en este momento convulso, con el gobierno de Bolsonaro, hacer la boleta con Chagas. Si nos fuéramos por separado, los dos perderíamos ante un tercer candidato al que no le gustan los indios”.

Para Mário Nicácio Wapichana, la pandemia demostró la importancia de la representación indígena en el sistema electoral, además de aliados en el campo progresista. «Necesitamos pasar por la puerta principal y discutir con los partidos y los parlamentarios en la misma mesa».

Tomado de Resumen Latinoamericano Argentina/ Fuente: Brasil de Fato // De Olho Nos Ruralistas.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: