Covid-19: Estudio constata que a mayor distanciamiento físico menor probabilidad de contagio

Practicar un distanciamiento físico estricto está relacionado con una probabilidad significativamente menorde dar positivo al nuevo coronavirus, mientras que usar el transporte público o visitar un lugar de culto se asocia con una mayor posibilidad de contagiarse, de acuerdo con un estudio de investigadores de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg, en Estados Unidos, publicado en la revista Clinical Infectious Diseases.

La investigación se basó -reporta Europa Press-  en encuestas realizadas en una muestra aleatoria, integrada por más de 1.000 personas en el estado de Maryland (que ha registrado más de 113.000 casos confirmados de SARS-CoV-2 y casi 3.700 muertes confirmadas),a fines de junio.

Las preguntas giraron en torno a las prácticas de distanciamiento social o físico, uso del transporte públicoy otros comportamientos relevantes, así como al historial de infección por SARS-CoV-2.

Entre los resultados se encontró que “quienes informaron de un uso frecuente del transporte público tenían más de cuatro veces probabilidades de presentar un historial de pruebas positivas de infección por SARS-CoV-2, mientras que aquellos que practicaban un estricto distanciamiento social al aire libre tenían solo una décima parte de la probabilidad de informar alguna vez haber sido positivo para el SARS-CoV-2”.

En este sentido, el autor principal del estudio Sunil Solomon, profesor asociado en el Departamento de Epidemiología de la Escuela Bloomberg y profesor asociado de medicina en la Escuela de Medicina Johns Hopkins, dijo que sus hallazgos se apoyan en la idea de que, si vas a salir, debes practicar el distanciamiento social en la medida de lo posible porque parece estar fuertemente vinculado con una menor probabilidad de infectarte.

En términos numéricos, los resultados mostraron que 55 (5,3 por ciento) de los 1.030 participantes habían dado positivo por infección por SARS-CoV-2 en algún momento, mientras que 18 (1,7 por ciento) informaron haber dado positivo en las dos semanas anteriores a la encuesta.

Asimismo, al considerar todas las variables que podían evaluar, los investigadores convinieronen que pasar más tiempo en lugares públicos estaba fuertemente asociado con tener antecedentes de infección por SARS-CoV-2.

“Por ejemplo, un historial de infección fue aproximadamente 4,3 veces más común entre los participantes que dijeron que habían usado el transporte público más de tres veces en las dos semanas anteriores, en comparación con los participantes que dijeron que nunca habían usado el transporte público en el período de dos semanas”.

También añadieron que “un historial de infección fue 16 veces más común entre los que informaron haber visitado un lugar de culto tres o más veces en las dos semanas anteriores, en comparación con los que informaron que no habían visitado ningún lugar de culto durante el período. La encuesta no distinguió entre visitar un lugar de culto para un servicio religioso u otros fines, como una reunión, un campamento de verano o una comida”.

Por otra parte, el reporte subraya cómo aquellos que informaron practicar el distanciamiento social al aire libre «siempre» tenían solo un 10 por ciento de probabilidades de tener un historial de SARS-CoV-2, en comparación con aquellos que informaron «nunca» practicar el distanciamiento social.

Finalmente, Salomón subrayó la utilidad de realizar estas encuestas rápidas y económicas para predecir dónde van a ocurrir los brotes en función de los comportamientos y luego movilizar los recursos de salud pública en consecuencia.

FP/RL/ Foto de portada: Getty Images. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: