Covid-19: La vacuna candidata que no está en los medios oficiales

Por Carmen Diniz.

El candidato cubano para la vacuna contra Covid-19 es el único en ser probado y fabricado en América Latina.

Pocas personas lo saben porque los medios oficiales insisten en su complejo «mutt» (concepto del escritor brasileño Nelson Rodrigues) que afecta a nuestra prensa ya parte de la población. De esta forma se anuncia el candidato a la vacuna Oxford, el de otros países ‘desarrollados’, pero se invisibiliza la investigación cubana.

A principios de este mes, representantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) expresaron confianza en la candidata cubana Soberana 01, manifestando la voluntad de la institución de crear condiciones para facilitar el acceso de la vacuna a otros países.

Al mismo tiempo, el Director General de la OMS, Dr. Tedros Adhano, reiteró la necesidad de garantizar el acceso universal a las vacunas contra Covid-19 a medida que estén disponibles. La preocupación de la OMS es clara en términos de asegurar la disponibilidad de la vacuna para las poblaciones.

Para ello, la OMS puso en marcha la iniciativa COVAX en la que alrededor de 170 países podrán acceder al medicamento (a excepción de EE.UU., ya que el gobierno de ese país se negó a sumarse al proyecto). Los representantes del Instituto Finlay de Vacunas de Cuba presentaron a OMS y OPS (Organización Panamericana de la Salud) los avances del candidato Soberano 01 cuyos ensayos clínicos en humanos comenzaron el 24 de agosto mostrando resultados alentadores. La vacuna, que ha demostrado ser eficaz, estará disponible para el Fondo Rotatorio de la OPS. El Fondo es una institución de la OPS en la que Cuba participa, para la compra de vacunas, y existe desde hace más de 40 años. Será a través del Fondo que estará disponible la vacuna calificada con la ventaja de ser producida en la región.

Este mes, el candidato a vacuna cubano completa la Fase 1 y entra en la siguiente etapa con una muestra de 676 voluntarios. Todos los trámites deben completarse en enero de 2021 y la perspectiva es que en febrero esté disponible para los 11 millones de cubanos.

Después de este período, se pondrá a disposición de los pueblos de la región y del mundo a través de la OMS y la OPS.

Continúan los ensayos clínicos en Cuba. Esta semana el segundo grupo de voluntarios entre 60 y 80 años recibió la vacuna con un estricto control de las prácticas médicas: reciben dos dosis en el plazo de 28 días.

En este período de tiempo, los voluntarios realizan 4 análisis de sangre para análisis en laboratorios clínicos e inmunológicos para medir la cantidad de anticuerpos con el fin de evaluar si la vacuna es segura y efectiva y solo así ampliar el grupo de personas.

En la primera semana de septiembre, representantes del Instituto Finlay de Vacunas se reunieron virtualmente con OMS y OPS donde aseguraron que, una vez finalizada la investigación, la empresa BioCubaFarma garantiza la capacidad suficiente para proteger a toda la población cubana de la pandemia del Coronavirus.

Continuando en la búsqueda de una vacuna, la humanidad espera con impaciencia una solución a esta pandemia que tanto castiga a las personas. Cuba demuestra una vez más una asombrosa habilidad científica. Un país pequeño, con pocos recursos naturales y absurdamente bloqueado, criminalmente bloqueado por el país más poderoso del planeta. Allí, nadie se rinde.

Fuente: Comité Carioca de Solidaridad con Cuba/ Traducción de la autora/ Video: ACN/Foto de portada: La Razón. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: