Cuba descalifica y rechaza informe contra Venezuela

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, descalificó y rechazó hoy lo que calificó de «Informe de supuesta Misión Internacional Independiente» de Naciones Unidas sobre Venezuela.

«Rechazamos este documento políticamente motivado, parte de la campaña de descrédito liderada por Estados Unidos contra ese hermano pueblo y gobierno», suscribió Rodríguez en su cuenta en Twitter.

El texto de una comisión de Naciones Unidas (ONU)  asegura que el gobierno de Venezuela ha cometido «violaciones atroces» que equivalen a crímenes de lesa humanidad. «La misión tiene bases razonables para creer que tanto el presidente como los ministros del Interior y de Defensa contribuyeron a la comisión de los crímenes documentados en este informe«, concluye la investigación.

La reacción del jefe de la diplomacia cubana coincide con severos pronunciamientos emitidos por voceros del gobierno venezolano, intelectuales, activistas y organizaciones políticas al respecto.

El representante de la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad, Luis Britto, alertó sobre la publicación de un dictamen lleno de imprecisiones, en medio de los preparativos para celebrar comicios legislativos en la nación sudamericana.

Llama mucho la atención que salga un informe lleno de falacias, con una enorme ausencia de pruebas y precisiones en sus alegatos, justamente cuando Venezuela prepara las elecciones parlamentarias para renovar la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral), indicó.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, dijo en Twitter que el informe está «plagado de falsedades» y procede de «una misión fantasma dirigida contra Venezuela y controlada por gobiernos subordinados a Washington».

Arreaza denunció la asignación de cinco millones de dólares para la elaboración del dictamen, percibido por las autoridades de Caracas como «un fraude irresponsable y un monumento a la propaganda de guerra», dirigido a torpedear el diálogo político nacional.

Llama la atención que los expertos encargados de redactar el documento no visitaron Venezuela ni se entrevistaron con autoridades o víctimas de violaciones de derechos humanos, enfatizó el diplomático.

También es notorio que el informe ocurre a pesar de que desde 2018 se encuentra en Venezuela un equipo de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU en ese ámbito, Michelle Bachelet, con el cual hay espacios de entendimiento.

 El informe trata de cuestionar el trabajo de Bachelet con Venezuela y la alternativa de buscar por la vía del diálogo soluciones a las diferencias políticas en el país, aseveró el abogado y activista Cristóbal Cornieles.

OOL/ RL/ Foto de portada: EFE.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: