EEUU: 200 mil muertes por la Covid-19 y Casa Blanca ocupada en otros temas

Estados Unidos superó hoy las 200 mil muertes por la Covid-19, pero el sombrío hito pasó sin demasiados comentarios de una Casa Blanca más centrada en la batalla por el reemplazo en la Corte Suprema.

De hecho, el presidente Donald Trump utilizó su discurso grabado en la Asamblea General de las Naciones Unidas para tratar de culpar a China por desatar «la plaga en el mundo»; sin embargo, ni mencionó las alarmantes cifras de decesos a causa de la enfermedad todavía incontrolable en el norteño país.

La secretaria de prensa de la mansión ejecutiva, Kayleigh McEnany, abrió su sesión informativa de este martes sin alusión al tema hasta que fue presionada por los periodistas.

«Nos afligimos cuando se pierde una vida», dijo McEnany, mientras citaba los modelos de los primeros meses de la pandemia que mostraban que el número de fallecidos podría haber sido con números de seis dígitos sin ninguna intervención.

Cuando se le preguntó si Trump planeaba hablar sobre las muertes en Twitter o en su mitin de campaña de la jornada, McEnany no respondió, pero argumentó que el mandatario había expresado sus condolencias «a lo largo de esta pandemia», según reseñó el diario The Hill.

La funcionaria siguió alabando al gobernante, quien ha sido muy criticado por el mal manejo de la crisis sanitaria. “Este presidente se ha tomado esto increíblemente en serio. Y lo que ha hecho es trabajar más duro. Todos y cada uno de los días trabaja duro”, dijo.

Trump no mencionó la cantidad de decesos por la Covid-19 en la concentración de Swanton, Ohio, donde muchos en la multitud no llevaban máscaras.

El ocupante de la Oficina Oval habló acerca de las letales estadísticas cuando en mayo el país rebasó los 100 mil occisos. En su cuenta de Twitter escribió entonces que era un «hito muy triste» y ordenó –después de una iniciativa de los demócratas- que las banderas de la Casa Blanca se izaran a media asta, lo mismo que mandó ahora tras la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg, suceso que desató una batalla política en el Capitolio.

Las encuestas muestran que la mayoría de los estadounidenses desaprueba la respuesta a la pandemia por parte de Trump, por eso la Casa Blanca y su campaña prefieren girar la brújula hacia otros temas.

El presidente ha mostrado desdén hacia la amenaza de la Covid-19 y fue criticado por comentarios en el mitin que parecían minimizar las vidas perdidas.

En un momento dado en Swanton expresó que el nuevo coronavirus «no afecta prácticamente a nadie», solo a «personas mayores, ancianos con problemas de corazón y otros problemas».

Por su parte, el nominado presidencial demócrata, Joe Biden, publicó varias veces en la red social la fatalidad provocada por el virus.

DFM / RL / Foto de portada: Yasin Öztürk

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: