EEUU: Congresista estadounidense llama a investigar la actuación de la OEA tras las últimas elecciones en Bolivia

La alianza entre Donald Trump y la Organización de Estados Americanos (OEA) “parece coincidir con algo siniestro”. Así lo declaró Jan Schakowsky, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Según un análisis publicado por el diario digital The Hill, Schakowsky llamó al congreso de su país a investigar la manipulación de datos de la OEA en las últimas elecciones en Bolivia, que terminaron en un golpe de Estado.

Trump insiste en cultivar muy poca afinidad con las instituciones multilaterales, desde la ONU y los acuerdos globales sobre el clima hasta la Organización Mundial del Comercio, recordó el medio con sede en Washington.

Sin embargo, “hay una organización con la que su administración se ha alineado fuertemente: la OEA. Quizás como era de esperar, esta alianza parece coincidir con algo siniestro”, subrayó la legisladora estadounidense.

De acuerdo con Schakowsky, este organismo regional proporciona misiones de observación electoral para los gobiernos que desean que expertos honestos e independientes observen sus elecciones. En muchos casos, estas misiones suelen reflejar y defender estos principios, pero en ocasiones se han inclinado ante la presión política.

Así, dijo, sucedió en las elecciones de 2000 y 2011 en Haití, y más recientemente, “la OEA jugó un papel destructivo en Bolivia, luego de las elecciones del 20 de octubre”.

Desde el día después a las elecciones, la OEA se incorporó a la construcción de una falsa narrativa según la cual el presidente en ejercicio, Evo Morales, y su partido, ‘manipularon’ o ‘robaron’ las elecciones. Esta epidemia de falsas noticias contribuyó a la polarización política y la violencia, un golpe militar y la incertidumbre actual sobre el futuro de la democracia.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos citó una publicación de The New York Times sobre un nuevo estudio académico según el cual las denuncias iniciales de fraude de la OEA “se basaron en datos incorrectos y técnicas estadísticas inapropiadas”.

La investigación coincide con la gran mayoría de los expertos que han analizado los datos, incluidos 133 economistas y estadísticos que enviaron una carta a la OEA y no han recibido respuesta, añadió.

En aquel momento, a pesar del triunfo evidente de Evo Morales sin necesidad de una segunda vuelta, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, manifestó públicamente que creía que se trataba de una elección fraudulenta.

Almagro, en su propia apuesta por la reelección como secretario general, parecía estar corteando a los gobiernos de derecha de las regiones, incluida la administración Trump. Y, de hecho, recibió un nuevo mandato de cinco años en marzo”, recalcó.

¿Cómo es posible que los miembros del Congreso continúen tomando las afirmaciones de la OEA al pie de la letra? Cuestionó la política y opinó que urge investigar las acciones de la OEA en Bolivia tras haber expuesto una mentira masiva.

Incluso, dijo más. Catalogó lo ocurrido como un golpe militar que derrocó al primer presidente indígena de Bolivia, en un país con el mayor porcentaje e indígenas del hemisferio.

Desde el golpe, las fuerzas de seguridad del Estado perpetraron dos masacres, matando al menos a 18 personas, muchas de ellas indígenas.

No es sorprendente que la administración Trump haya celebrado el regreso a un gobierno no democrático donde los pueblos indígenas son marginados y excluidos. Pero el Congreso de los Estados Unidos no debería tolerar esto”, concluyó.

AT/RL/Foto de portada:Getty Images

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: