Incendios forestales en Brasil, tragedia ecológica sin frenos

Los fuertes incendios que azotan este año al Pantanal brasileño y que ya han destruido el 15% de este ecosistema amenazan a cientos de especies que allí habitan. El jaguar, el mayor felino de América, es uno de ellos, de acuerdo con un reporte de la agencia EFE.

El Pantanal, el mayor humedal del planeta, y que es compartido con Bolivia y Paraguay, pero con el 56% de su superficie en suelo brasileño, ha sido el ecosistema más afectado por las llamas este año en el gigante sudamericano.

Durante este 2020, los incendios en el Pantanal han aumentado más de un 230% en relación con 2019 y, según datos del Laboratorio de Aplicaciones de Satélites Ambientales (LASA) de la Universidad Federal de Río de Janeiro, las llamas ya han devastado el 15% de las casi 14 millones de hectáreas que abarca este ecosistema en Brasil.

Los fuegos llegaron al parque Encontro das Aguas, ubicado cerca de la frontera con Paraguay y uno de los lugares más turísticos del sitio por concentrar el mayor número de jaguares del mundo. Con una extensión cercana a las 109.000 hectáreas, se estima que allí viven ocho jaguares por cada 10.000 hectáreas, por lo que es posible ver hasta 15 de estos animales en una semana, lo que hace del parque un apetecido centro turístico de observación de felinos.

Expertos de diversas organizaciones que promueven la conservación del jaguar señalaron a EFE que, a pesar de las destrezas de este animal –el tercer mayor felino del mundo después del tigre y el león y el más grande del continente americano–, las llamas lo están afectando fuertemente, por quemaduras directas y por la devastación de su hábitat.

De acuerdo con la organización no gubernamental Procarnívoros, existen cerca de 87.000 jaguares en Brasil, la mayoría de los cuales en la Amazonía y en el Pantanal. «Los jaguares adultos tienen una capacidad de desplazamiento más rápida, pero la intensidad del fuego es tan elevada que hasta ellos están siendo quemados«, aseguró a EFE Ricardo Bulhosa, presidente de esta ONG.

Aunque no está en vía de extinción en el gigante sudamericano, este felino es considerado como «una especie casi amenazada» por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Según el experto, después de los incendios es probable que muchos jaguares adultos sobrevivan, pero su alimentación habrá decrecido, víctima del fuego. Esto los obligará a desplazarse a lugares habitados por la población. En haciendas y fincas encontrarán gallinas, perros, vacas y otros animales domésticos para alimentarse.

En el Pantanal, reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, conviven unas 600 clases de aves, 124 especies de mamíferos, 80 tipos de reptiles, 60 clases de anfibios y 260 tipos de peces de agua dulce.

Muchos incendios son provocados por personas que están limpiando el terreno para una nueva siembra y por corporaciones que pretenden extraer riquezas sin tener en cuenta el daño al medio.

LG / RL / Foto de portada: Getty Images

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: