Los 15 años del Contingente Henry Reeve: Salud de Cuba para el mundo

Compartir

Por Orlando Oramas León.

El Contingente Internacional Henry Reeve para atender situaciones de desastres y graves epidemias en el mundo resulta hoy la cara más visible del internacionalismo cubano, protagónico en el combate a la Covid19 en diversos países del planeta.

Cuando se cumplen 15 años de su conformación, resulta uno de los legados del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, con miles de vidas salvadas en la atención a víctimas de terremotos, tsunamis y plagas en diversos continentes.

Su origen está asociado al paso devastador del huracán Katrina por cinco estados del sur de Estados Unidos, en agosto de 2005. El desastre era más notorio en la ciudad de Nueva Orléans, sumergida bajo las aguas y con miles de damnificados, numerosas muertes y graves daños materiales y estructurales. Fidel Castro alistó una brigada médica incluido hospital de campaña, insumos y medicamentos y lo ofreció al gobierno de Estados Unidos, pese a su política de hostilidad y bloqueo contra la isla.

Washington desdeño el ofrecimiento, pero el líder cubano conformó el contingente sanitario bajo el nombre de Henry Reeve, joven estadounidense que hizo historia y proezas y dio su preciada vidaen los campos cubanos en las batallas contra el colonialismo español.

La brigada llegó días después a Guatemala, afectada por graves inundaciones y una semana más tarde más de dos mil 500 colaboradores de la salud viajaron a Pakistán, donde un terremoto de 7,6 grados en la escala Ritcher dejó sin vida a 70 mil personas.

Un año más tarde en 2006 el Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastre y Graves Epidemias Henry Reeve llegó a Indonesia a socorrer esa nación afectada por un terremoto, al igual que en Chile y Haití en 2010, esta última golpeada además por una epidemia de cólera, a consecuencia, entre otras, del fenómeno geológico.

Resultó de gran reconocimiento mundial la participación de sus integrantes en el enfrentamiento a la epidemia del ébola en el África Occidental. Un grupo de 260 profesionales de la salud viajó en 2014 a Sierra Leona, Guinea Conakry y Liberia, los países más castigados por esa enfermedad, y lograron salvar la vida a unas siete mil personas, según cifras oficiales.

Por sus resultados, la Organización Mundial de la Salud (OMS) distinguió a la brigada con el premio de Salud Púbica en Memoria del Dr.LeeJong-Wook. El lauro fue entregado durante la 70 Asamblea General de la entidad sanitaria global en su sede en Ginebra.

Ante la pandemia de la Covid-19, que lacera al mundo en todos los ámbitos, Cuba una vez más ofreció su solidaridad médica. En estos tiempos de Covid-19, en solo cinco meses, 52 brigadas llegaron a 39 países de todas latitudes y un grupo de tres mil 875 colaboradores han prestado sus servicios.

En la actualidad, 43 brigadas están activas en 33 países y dos mil 523 profesionales atienden a pacientes víctimas de esa letal enfermedad, diseminada por todo el planeta, con casi 30 millones de contagiados desde su aparición.

Datos aportados por el Ministerio de Salud Pública destacan que el contingente y su personal sanitario consiguieron salvar la vida de 12 mil 488 personas y en su actuar 550 mil 966 pacientes fueron atendidos. Su personal de enfermería, fundamental en tales misiones, realizaron hasta ahora un millón 643 mil 138 procederes.

Todo ello en numerosos países de América Latina y el Caribe, África y Medio Oriente. También en Europa, léase Italia, Andorra y Azerbaiyán, nación euroasiática que preside en estos momentos del Movimiento de Países No Alineados.

Por todo ello no es de extrañar el movimiento internacional que reclama para las brigadas del Henry Reeve el premio Nobel de la Paz 2021. Resulta un reconocimiento a su impronta humanitaria.

RL/ Infografías: MINSAP.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: