México: Gobierno revela detalles sobre desaparición de normalistas de Ayotzinapa

Seis años después de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el Gobierno de México develó detalles del suceso ocurrido en Iguala, Guerrero, que involucra a policías, militares y funcionarios del Ejecutivo del expresidente Enrique Peña Nieto.

Este sábado, la comisión de investigación, encabezada por el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, informó de los avances logrados, en un acto en el patio del Palacio Presidencial con presencia del presidente del país Andrés Manuel López Obrador, y padres y madres de los jóvenes.

Encinas, destacó que la «verdad histórica» defendida hasta ahora por Peña Nieto «se ha colapsado» de manera total, al señalar que en ningún momento los 43 estudiantes estuvieron juntos tras ser detenidos y por ello se han realizado 30 acciones de búsqueda, incluidas búsquedas de vida, aún sin resultados.

«No generaremos falsas expectativas ni queremos construir otra verdad histórica, sino encontrar la verdad por dolorosa que ésta sea. No nos vamos a cansar», puntualizó. «No habrá impunidad, no se protegerá a nadie y se castigará a los culpables sean quienes sean».

Encinas explicó cómo con el descubrimiento del cuerpo de Cristian Rodríguez, uno de los desaparecidos, se rompió dicha  ‘»verdad histórica’» creada por el exsecretario de Seguridad Tomás Zernón, prófugo de la justicia y localizado en Israel, para encubrir a policías, militares y mafiosos del cártel de Guerreros Unidos, autores materiales del hecho.

El fiscal general de México Alejandro Gertz Manero, acusó al anterior Gobierno, liderado por el presidente, Enrique Peña Nieto, por mentir y encubrir y realizar diligencias falsas. «Los jóvenes desaparecidos quedaron en medio de un choque de intereses del narcotráfico. Fue una coincidencia letal, enquistados en las policías locales, en la Policía Federal, en los distintos organismos que tenían presencia en ese lugar», precisó.

Gertz agregó que también se pudo registrar las detenciones ilegales, sus traslados a las oficinas públicas, a los centros de justicia y a otros lugares, donde comenzó la tortura, para que después estos jóvenes fueran entregados al grupo delincuencial.

Las investigaciones revelan en concreto que hay cámaras que dejaron de funcionar en momentos clave y radios que fueron apagadas, lo cual implica responsabilidades que, aseguró, no van a quedar impunes.

También reveló que la actuación de Tomás Zenón, exjefe de Seguridad, en el caso de Ayotzinapa, no fue gratuita sino que hubo de por medio millones de dólares que involucran a aquellos que entregaron el país al capital privado y destruyeron a Pemex.

Omar Gómez Trejo jefe de la unidad de investigación, coincidió con el fiscal al señalar que Tomás Zenón no actuó solo, como tampoco su subalterna Blanca Alicia Bernal Castilla, acusada por tortura, falsificación de documentos, desaparición y otros delitos graves más, la cual ya fue apresada.

La investigación ha sido y es sumamente compleja, intervienen todas las secretarías involucradas, desde la de Gobernación a la de Defensa, así como instituciones internacionalistas y expertos de numerosos países que participan en la búsqueda de los jóvenes y las pericias forenses.

Los expositores de la investigación denunciaron que, a pesar de todas las pruebas y evidencias, hubo una lamentable actuación de jueces como uno de Tamaulipas que dio libertad inmediata a 77 detenidos argumentando que fueron torturados.

Pero incluso aunque así hubiera sido, dijo, ese juez no tuvo en cuenta la ausencia de pruebas de la tortura ni la jurisprudencia que le obliga a seguir la actuación en busca de la materialidad del delito, y castigar a los presuntos torturadores pero sin dejar en libertad a los acusados como hizo, evidentemente por corrupción.

El presidente López Obrador se comprometió ante los padres y madres de los normalistas y del pueblo mexicano, a mantener y acelerar la investigación para dar con los culpables, enjuiciarlos y, sobre todo, conocer la verdad de todo lo ocurrido y encontrar los lugares donde están los jóvenes.

Los 43 alumnos de la Escuela Normal de Ayotzinapa, estado de Guerrero, desaparecieron la madrugada del 27 de septiembre de 2014 en el vecino municipio de Iguala durante una protesta contra las autoridades locales.

La primera versión oficial fue que fueron sorprendidos por la organización criminal Los Rojos, como parte de un ajuste de cuentas entre grupos rivales, y que los sicarios los mataron e incineraron y se deshicieron de sus restos en el basurero de Cocula, hechos ahora refutados por una nueva investigación.

ML/ RL/ Foto de portada: Archivo AFP.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: