Mirar al sur: Ofensiva derechista en América Latina

Por Ángel Guerra Cabrera.

Marco Teruggi sentencia en Sputnik que las inhabilitaciones políticas se multiplican en América Latina para detener todo intento de cambio progresista. Luego de la condena judicial al ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, sucedió con Rafael Correa en Ecuador y Evo Morales en Bolivia. Cada caso ocurre en nombre de la democracia. El golpe en Bolivia a finales de 2019, las persecuciones, postergaciones electorales…

Un entramado de actores va haciendo el cercado, alambrando la democracia, recortándola según sus intereses. Dependen del tiempo político en cada país: si se trata de derrocar, de impedir un ascenso o regreso de las fuerzas progresistas al poder o de impedir que sucedan las transformaciones desde el gobierno, afirma Silvina Romano, investigadora del Conicet, de Argentina. Esa ofensiva conduce en muchos de sus puntos al Departamento de Estado estadunidense.

El lawfare es esta articulación del poder judicial con las corporaciones mediáticas”, las fundaciones, los grandes medios de comunicación… Hay una criminalización sistemática de procesos, grupos, personas, instituciones que promueven la intervención del Estado en la economía y la posibilidad de justicia social en América Latina», Operación Cóndor II.

Bogotá: los policías disparaban indiscriminadamente

Con 14 muertos y cientos de heridos, un tercio de las 156 estaciones de policía (CAI) de Bogotá han sido incendiadas y destruidas durante las protestas de esta semana, reporta la BBC. Fue en uno de estos CAI donde, según testigos y médicos forenses, Javier Ordóñez, un abogado, sufrió el miércoles nueve fracturas de cráneo antes de morir poco después en un hospital. La alcaldesa, Claudia López, dijo que entregó al gobierno un video de policías uniformados o presuntos policías vestidos de civil que muestra con claridad que están disparando indiscriminadamente con armas de fuego.

Según expertos consultados por BBC Mundo, en la percepción de los bogotanos, sobre todo los jóvenes, los CAI son focos de abusos, corrupción y tráfico de drogas. La gente los ve no como algo que dé seguridad, sino como una amenaza. ¡Uff!

Tomado de La Jornada

Foto de portada: BBC

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: