Paraguay: UTEP repudia el asesinato de dos niñas argentinas

Compartir

Compartimos el comunicado de UTEP tras el asesinato en Paraguay de dos niñas argentinas, María Carmen y Liliana Mariana Villalba, ambas de 11 años de edad, en la localidad de Yvy Yaú,  al Norte del país en manos de las Fuerzas de Tarea Conjunta bajo presunto combate al llamado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Estado paraguayo asesina a dos niñas argentinas de 11 años: ¡Exigimos esclarecimiento, juicio y castigo a los responsables políticos!

La foto oficial que difundió el gobierno de Paraguay el pasado miércoles 2 de septiembre, sobre un enfrentamiento de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) contra supuestos líderes del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) en Yby Yaú, Concepción, en el norte de Paraguay, presentó al presidente Mario Abdo Benítez junto a efectivos del ejército paraguayo como unos triunfadores ante lo que ellos definen como una “organización criminal”. En rueda de prensa Mario Abdo Benítez anunció un «operativo exitoso» y que «fueron abatidos» dos miembros del EPP. El Ministro de Defensa, Bernardino Soto Estigarribia, dijo que el operativo “fue exitoso”. Desde primeras horas del ataque informaron que presumiblemente dos mujeres adultas fueron asesinadas, entre ellas Magna María Meza, una de la líderes del EPP. Dijeron que los cuerpos fueron enterrados inmediatamente por protocolo Covid-19. El general Héctor Grau, asesor del Comando en Jefe paraguayo, culpabilizó a la Argentina para prestarse como “guardería” de guerrilleros paraguayos.

¿Cuál es la verdad? ¿Qué sabemos en este momento de lo sucedido?

La verdad es que el presidente, empresario, formado en los Estados Unidos y paracaidista militar Mario Abdo Benítez, hijo del secretario privado del dictador Alfredo Stroessner, mintió. También mintió Bernardino Soto, militar formado en la dictadura de Stroessner y que fue instructor en la Escuela de las Américas. Mintió Euclides Acevedo, Ministro del Interior y miente constantemente Héctor Grau con los resultados de su supuesto trabajo de “inteligencia”.

Veamos: 

1) El trabajo de inteligencia no fue nada exitoso y no fueron abatidos miembros del EPP. El Ejército paraguayo asesinó a dos niñas menores de edad que no formaban parte del EPP, todo esto bajo las órdenes del poder ejecutivo y del gabinete de “guerra” stronista que preside Abdo Benítez. En un primer momento el medico forense dijo que la edad de las menores asesinadas era de 15 y 17 años, luego admitieron que más de 11 años no tenían. Las autoridades revelaron que el operativo ubicó el campamento principal del EPP, pero no hay pruebas certeras, ya que no firmaron el operativo.

2) El Estado paraguayo utiliza el pretexto del «terrorismo» para criminalizar las demandas económicas y sociales de las y los campesinos. Campesinos/as son asesinados por el ejército y presentados como guerrilleros, mientras que familias son desplazadas por el ejército y forzadas de ceder sus tierras a terratenientes o a empresas brasileñas. El ejército ya es experto en crear falsas pruebas con apoyo del gobierno paraguayo. Este acto criminal del Estado paraguayo es una prueba más de su aprendizaje de creación de los falsos positivos tal como lo ha aplicado el Estado colombiano.

3) Fueron ejecutadas dos niñas de 11 años que no pueden enfrentar a soldados expertos de un ejército. Fueron enterradas en menos de 2 horas para no dejar pruebas y tapar la ejecución extrajudicial que cometió el gobierno de Abdo Benítez. Lo del Covid-19 es una excusa.

4) Las principales voces del gabinete de Abdo Benítez y hasta el comisario Nimio Cardozo, jefe de Antisecuestro de la Policía Nacional, expresaron que hay niños fallecidos pues el EPP “utiliza menores de edad para la primera línea de fuego”, es la excusa que presentan por tal crimen de Estado cometido contra unas niñas. El gobierno de Mario Abdo benitez es un estado terrorista e infanticida.

5) Las niñas son de nacionalidad argentina, la cancillería argentina así lo reconoció. Mientras tanto el general Héctor Grau declaró que el Estado argentino era el responsable de tener en su territorio una “guardería de soldados del Ejército del Pueblo Paraguayo”, lo cual generó el repudio de la Cancillería argentina, así como pidió el esclarecimiento por el asesinato de las niñas argentinas en territorio paraguayo.

6) El Estado no puede ejecutar a ninguna persona, haya o no cometido delitos, hacerlo es terrorismo de Estado.

Por todo lo antes expuesto, declaramos nuestro repudio y condenamos el asesinato de dos niñas que nada tenían que ver con las y los combatientes del EPP. Acusamos al Estado paraguayo, en este caso a su gobierno dirigido por Abdo Benítez y su gabinete, de propiciar un crimen de Estado, de hacer continuismo de la práctica política represiva de la dictadura de Stroessner.

Exigimos juicio y castigo a los responsables políticos que ejercen el terrorismo para acallar la lucha del pueblo paraguayo por justicia, tierra y libertad. Toda nuestra solidaridad con la familia de las niñas asesinadas María Carmen y Lilian.

¡Reivindicamos la lucha del pueblo paraguayo, luchamos por una América libre, unida y soberana!
¡Exigimos esclarecimiento, juicio y castigo a los responsables políticos del asesinato de las niñas María Carmen y Lilian de 11 años!
¡Basta de militarizar el Paraguay! ¡Desmantelamiento de las FTC!
¡Fuera Mario Abdo Benítez!

Tomado del Facebook institucional de Secretaría de Trabajadores Migrantes y Refugiados/as – UTEP/ Foto de portada:

Vea también

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: