SOS Basura espacial

Si la contaminación ambiental producto de la actividad humana es hoy un problema crítico en el planeta donde vivimos, también lo es de manera creciente en el espacio exterior, donde se acumulan desechos de la carrera espacial.

Ello puso en peligro a la Estación Espacial Internacional (EEI), que debió corregir con carácter de urgencia su órbita ante el peligro de un encontronazo con basura espacial, que pudo haber puesto en peligro la vida de los tres huéspedes que albergan ese complejo.

«La tarde del 22 de septiembre el Centro de Control de Vuelos ruso recibió información de que la Estación Espacial Internacional entraba en la llamada ‘zona roja’. Es decir, había peligro de una colisión de la estación con basura espacial», señaló la agencia Roscosmos en un comunicado.

Tras analizar la situación, acotó la agencia espacial rusa, el grupo que controla el vuelo de la EEI «decidió que era necesario realizar con urgencia una maniobra elusiva».

La maniobra fue efectuada hoy a las 00.19 hora de Moscú (21.19 GMT del martes) con ayuda de los propulsores del carguero ruso Progress MS-14, que se encuentra acoplado con la plataforma orbital. Los motores del Progress fueron encendidos por espacio de 150 segundos, lo que le confirió a la EEI una aceleración de 0,3 metros por segundo y permitió eludir el peligro de colisión, detalló.

Actualmente, la plataforma orbital cuenta con tres tripulantes: los cosmonautas rusos Anatoli Ivanishin e Iván Vagner, y el astronauta estadounidense Christopher Cassidy.

La EEI, un proyecto de m s de 150 mil millones de dólares en el que participan 14 naciones. Está  integrada por 14 módulos permanentes y se mueve a una velocidad de más de 27 mil kilómetros por hora a una distancia de 400 kilómetros de la Tierra, refirió la agencia EFE.

La órbita de la plataforma es elevada periódicamente con ayuda de los propulsores de naves acopladas a ella, ya que pierde diariamente entre 100 y 150 metros de altura debido a la gravitación terrestre, la actividad solar y otros factores.

Entre estos la basura espacial, que resulta un problema cada vez más recurrente ante la proliferación de desechos sólidos, incluidos restos de satélites en desuso, no pocos de ellos lanzados al espacio con fines militares e incluso de espionaje. 

Pese a su inmensidad, el espacio circunsterrestre  se va convirtiendo de a poco en un vertedero, que en su momento habrá que limpiar.

OOL/RL/ Foto de portada: Blogthinkbig.
 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: