América Latina frente a las elecciones estadounidenses

Para la politóloga argentina Silvina Romano, la región de América Latina no ha dejado de ser “un punto importante para los candidatos norteamericanos tanto demócrata como republicano, a partir del vínculo establecido en materia comercial y de seguridad” con los países del área.

“Durante los cuatro años de Trump (2016-2020) hubo por los menos 180 visitas y reuniones de funcionarios estadounidenses con funcionarios o agentes del sector privado de América Latina y fueron suscritos alrededor de 165 acuerdos”, precisó Romano, quien también es investigadora del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag) y del Instituto de Estudios de América Latina y el Caribe de la Universidad de Buenos Aires.

En una entrevista con Sputnik, la experta aseguró que las diferencias entre ambos partidos estadounidenses son “más de forma que de contenido”, por ejemplo-expuso-, los demócratas mantienen mucho más las formas, se basan más en la diplomacia, en el discurso de la democracia y derechos humanos.

Desde este sentido, Romano recordó “la política de las tres D de la secretaria del Departamento de Estado entre 2009 y 2013, Hillary Clinton: Democracia, Defensa y Desarrollo.

Asimismo, afirmó que analistas estadounidenses esperan que de ganar el partido azul, Biden intente retomar una política exterior encabezada por Clinton desde el Departamento de Estado, recuperando algunos “aliados históricos” del país norteamericano que Trump dejó de lado y retomando “el liderazgo en organismos internacionales que para Trump eran una pérdida de tiempo y recurso”.

Romano se refirió también a la “ilusión que hay en América Latina de que Biden recupere la política de acercamiento a Cuba, luego de que Trump tomara la política contraria al acercarse al lobby anticubano”.

Sin embargo, de acuerdo a sus predicciones, las relaciones con Venezuela no tendrán un comportamiento similar, pues existe un “acuerdo bipartidista sobre un cambio de Gobierno” en la nación sudamericana presidida por Nicolás Maduro.

La investigadora enfatizó que, tras los comicios del 3 de noviembre, la región sí podría experimentar una diferencia entre demócratas y republicanos, específicamente, en cuanto, a la asistencia para el desarrollo. De ahí que repasó el interés de los demócratas en otorgarle protagonismo a la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, organismo que había visto menguado su presupuesto en favor de la Corporación de Inversión Privada para Ultramar.

Según la analista argentina, la reelección de Trump significará la probable profundización de lo que tanto ella como otros investigadores del Celag describen como el Trumperialismo, que consiste en un imperialismo recargado, a partir de la injerencia de Trump en los asuntos internos de América Latina.

En efecto, Romano señaló que durante la gestión de Trump, los principales funcionarios de la política exterior estadounidense retomaron la doctrina Monroe y esbozaron un discurso anticomunista sobre Cuba, Venezuela y Nicaragua que retrotrae al escenario de Guerra Fría, en el cual el avance sobre las naciones latinoamericanas está justificado por la seguridad nacional de EE.UU.

PGS/RL/Foto de portada: Patrick Semansky/AP

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: