Brasil: Multinacional de armas fomenta ascensos de militares para ejercer su influencia en Defensa

La estrategia se desarrolla en un momento en el que Brasil planea expandir sus inversiones en el sector del 1.4% actual al 2.0% del PIB.

Interesadas en prospectar negocios con la expansión del mercado brasileño, las multinacionales de armas y equipos de guerra seleccionaron personal militar graduado, con influencia en el gobierno de Jair Bolsonaro, para influir comercialmente al Ministerio de Defensa. La estrategia se da en un momento en que Brasil proyecta expandir sus inversiones en el sector del 1,4% actual (hoy, R $ 109 mil millones) al 2% del PIB (Producto Interno Bruto) en el largo plazo.

La pauta para el reacondicionamiento de las Fuerzas Armadas es evitar las compras directas y fomentar las alianzas entre empresas extranjeras y nacionales, con el fin de atraer la producción de materiales a comprar al territorio nacional, con transferencia de tecnología. Con contratos a la vista, representantes de empresarios y países interesados ​​en hacer negocios llaman a la puerta de la Seprod (Secretaría de Productos de Defensa) del Ministerio, que funciona como apertura para estos acuerdos.

Cerca de Bolsonaro, el general retirado Paulo Chagas y un grupo de otros militares sostuvieron reuniones este año con el jefe de la secretaría, Marcos Degaut, y con miembros del Estado Mayor Aéreo de la empresa italiana Leonardo International.

La agenda oficial de la secretaría, obtenida por Folha a través de la Ley de Acceso a la Información, registra únicamente la presencia del general, como consultor, el 13 de febrero de este año, aunque estuvieron presentes otros militares, además de un ejecutivo de la empresa.

Chagas fue el candidato del Bolsonarismo por el PSL al gobierno del Distrito Federal en 2018, pero no fue elegido. En 2019, fue blanco de un operativo de la Policía Federal en la llamada investigación de fake news, abierta por la Corte Suprema para investigar presuntos ataques a sus ministros a través de internet. «Tuvimos una audiencia en el Ministerio de Defensa. El objetivo era mostrar todo lo que Leonardo tiene para ofrecer. Y tiene todo lo que el Ejército y la Fuerza Aérea necesitan, o casi todo», dijo el general.

Según él, aunque participó en el acercamiento de la empresa al gobierno, aún no ha firmado un contrato con la multinacional, ya que la pandemia interrumpió las negociaciones.

Chagas afirmó que, con amigos, pretende abrir una firma para representar a Leonardo. En el pasado, explicó, este equipo ha defendido los intereses de una empresa israelí, que abastece al ejército. El general ya reunió material sobre los productos de la compañía italiana y los envió a la oficina de diseño del Ejército. “La retroalimentación fue casi inmediata. Vieron videos, casi todo lo que yo envié. Dijeron: ‘Mira, nos interesa, sí, saber todo lo que tiene Leonardo, porque todo lo que tiene es parte de lo que queremos», dijo.

Uno de los principales objetivos de las reuniones es convencer al gobierno de que compre los cazas Leonardo M-345 y M-346 a Leonardo.
Servirían para el combate, pero también para la formación de pilotos, ya que se encuentran en una etapa tecnológica intermedia entre los Supertucanos, hoy utilizados por Brasil, y los Gripen, comprados a la sueca Saab.

«Durante este viaje a Brasilia nos ocupamos de este tema. Pero hay otros más delicados, como la guerra electrónica. Me parece que la Fuerza Aérea está recurriendo al uso de drones», dijo el coronel retirado de la Fuerza Aérea Flávio Passos, del equipo citado por Chagas.

Folhapress intentó preguntar sobre esto a Leonardo, pero no respondió a las preguntas.

Por otro lado, ISDS (International Security & Defense Systems), que representa a las empresas israelíes del sector, ha estado trabajando con la ayuda del consultor Flávio Josmar Pelegio, un coronel del ejército que se unió a la reserva en 2013. El 1 de agosto de 2019, estuvo en la Secretaría de Productos de Defensa con el presidente de la compañía, Leo Gleser.

Folhape confirmó que tiene una relación comercial con ISDS, de la que se dice que es consultora, pero se negó a dar detalles de la reunión o de los propósitos de la empresa. Por otra parte, ISDS declinó a realizar comentarios.

Mientras estaba de servicio, el coronel comandó regimientos de caballería del ejército mecanizado. En las Fuerzas Armadas se le considera un oficial influyente y bien conectado.

En vísperas de la agenda de Defensa, Degaut y él se reunieron en el Palacio de Planalto con el ministro Luiz Eduardo Ramos, de la Secretaría de Gobierno, cada uno en horario diferente. Preguntado sobre la agenda de las reuniones, la carpeta dijo que fueron «visitas de cortesía».

Según Degaut, «normalmente el ministerio no trabaja con consultores». “Pero, como vinieron recomendados por las empresas, asistimos. Si hay algo que se pueda presentar a las Fuerzas como de interés, la conversación continúa”, dijo.

Preguntado, Degaut dijo que «en la mayoría de los casos», el conocimiento técnico es la razón por la que las multinacionales colocan personal militar en el lobby comercial de defensa. Sin embargo, dijo que «en algunos casos», también cuenta el acceso que puedan tener a las autoridades.

Según él, no hay ningún obstáculo en la cartera para este desempeño. «Desde el momento en que está en la reserva tiene total autonomía para elegir la carrera que quiere. Si quiere ser representante comercial, puede serlo. Si crees que los contactos que has construido a lo largo de su vida pueden ayudar en algo, puedes prueba suerte. Se trata de la iniciativa individual «, dijo.

Los lobbies de Leonardo e ISDS, según la Defensa, todavía están en el estado de propuestas y no han evolucionado hacia contratos o asociaciones. Degaut dijo que las compras se realizan en base a la realidad presupuestaria, siempre que el producto o servicio esté «dentro de la planificación estratégica» de las Fuerzas.

Se están discutiendo varios proyectos, como una asociación entre MBDA, un productor europeo de misiles y una empresa brasileña. Ese fue el tema de una reunión entre Degaut y representantes de la multinacional el 19 de noviembre de 2019.

Uno de los presentes fue el contralmirante Antônio Fernandes, quien ya dejó el servicio activo y ahora es director de Simtech. La empresa confirmó a Folha que representa a la MBDA en Brasil.

Al menos tres grupos extranjeros cerraron sociedades en 2020 y acudieron al ministerio antes de acordar inversiones por un total de R $ 1 mil millones en la construcción de fábricas.

La eslovena Arex, fabricante de pistolas y otros tipos de armas, firmó un memorando para firmar una asociación con DFA (Delfire Arms). Así,cComenzarán a producir en Goiás, con incentivos fiscales estatales.

La india Tatra se está instalando en Paraná y la empresa estadounidense Springfield, en Rio Grande do Sul, y la suiza Sig Sauer debería instalarse en Minas Gerais. Para eso cuenta con el apoyo del diputado federal Eduardo Bolsonaro (PSL-SP).

En abril, publicó una foto de una reunión con representantes de Sig Sauer en Twitter, prometiendo ayudarlos: «No hay garantía política de que el lobby no abarrote tantas burocracias para bloquear la instalación de una fábrica en el país».

Tomado de Folhapress/ Foto de portada: Paulo Chagas 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: